Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Nuevo Gobierno de Unión Palestino:

Aumenta la presión hacia Israel y avanza hacia la paz en las tierra invadidas

El nuevo gobierno de unidad nacional palestino prestó el juramento que pone fin a siete años de división entre las administraciones de Gaza y Cisjordania. Ante ello, expertos analizan la actual posición de la causa palestina en el concierto internacional y las posibilidades del tantas veces abortado proceso de paz con Israel.

María Cecilia Pérez

  Martes 3 de junio 2014 18:19 hrs. 
Rami_Hamdallah


El gabinete es dirigido por Rami Hamdalah y está compuesto por 17 ministros, cinco de ellos de Gaza. Éste unifica los partidos del Presidente Mahmoud Abbas, Al Fatah; la Organización de Liberación de Palestina (OLP), y el movimiento político Hamas, que gobierna en Gaza y al que Israel tacha de organización terrorista.

Frente a las críticas y suspicacias que este nuevo gobierno de unión nacional generó en Israel , el Presidente Abbas reiteró que rechazaría la violencia, reconocería a Israel y respetaría los compromisos internacionales para reafirmar a la comunidad internacional su voluntad de estar en paz con Israel.

En tanto, el Líder de Hamas Ismail Haniyeh, respondió a las críticas indicando que unirse con el gobierno del presidente Abbas no es abandonar la resistencia contra Israel, sino que unirse en función del objetivo de luchar contra el sionismo.

Ante la noticia de que luego de siete años se retomaba la unidad palestina en el gobierno, Israel amenazó con tomar medidas “adicionales” contra la Autoridad Palestina, pero sin anunciar algo concreto.
Estados Unidos manifestó, en cambio, su intención de trabajar con las nuevas autoridades, tras lo cual Israel expresó su “profunda decepción”.

La situación de Palestina también dialoga con las frustradas conversaciones de paz, justo antes de una cita de las dos partes en el Vaticano con el Papa Francisco, que podría abrir una nueva opción. Sin embargo, los expertos en el tema indican que este contexto no asegura encaminarse hacia una solución.

La directora del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile, Olga Ulianova, indicó que las consecuencias de la constitución unitaria del gobierno dependerán de quién lo lidere. En el caso de que los lidere la Organización de Liberación de Palestina (OLP) -dominada por el movimiento nacionalista Al Fatah de Abbas- , existirían muchas más posibilidades de ejercer presión en contra de Israel “y luchar por la causa”. Sin embargo, si quien lidera es el partido político Hamas, la experta indicó que “se va a dificultar la causa”, que es liberarse de la ocupación Israelí.

Además, Olga Ulianova expresó que el gesto de EE.UU de establecer un vínculo de comunicación con la nueva Palestina unida, es un asunto más bien diplomático, ya que para el país norteamericano Israel es un aliado demasiado importante, e indicó que “eso no va a cambiar”.

El Académico del Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile, Eugenio Chahuán, indicó que la unión entre ambas facciones que estaban en disputa “no es una cosa sólo de voluntades, sino más bien es una unión estratégica”. No obstante, “significa un cambio importante” para derrotar la ocupación Israelí.

Esto, porque ante el bloqueo y la extrema pobreza que se encuentra sumida la población de Gaza, a los líderes de Hamas no les quedaban muchas opciones de negociación. Es más, analistas destacan que los integrantes de este partido debieron ceder a las demandas de Fatah para integrarse al gabinete y, así, buscar un camino de salvataje para los habitantes de Gaza.

Chahuán, además se mostró de acuerdo en que las conversaciones de paz dependen más bien de la voluntad política de Israel, aunque por ahora, no está dando buenas señales.

Por su parte, el analista internacional Raúl Sohr indicó que el tiempo dirá si esta unidad es sólida o si es un acuerdo que se va a romper en unos meses más, como les ha sucedido antes. Sin embargo, añadió que ahora hay más posibilidades de que se conserven, porque ambos están debilitados.

En Israel, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, exhortó a la comunidad internacional a no “precipitarse” en el reconocimiento del nuevo gobierno apoyado por Hamas y criticó la “ambigüedad” de Europa.

El gabinete de seguridad israelí, encargado de las decisiones estratégicas, se reunió durante la noche del domingo y confirmó la decisión de congelar cualquier tipo de negociación con la Autoridad palestina, mientras mantenga el acuerdo con Hamas.

En represalia, el gobierno de Netayahu contemplaría también bloquear parte de las tasas que recibe cada mes en nombre de los palestinos, lo cual podría agravar la situación financiera de la Autoridad Palestina y la condición humanitaria de sus habitantes.