Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Organizaciones de derechos humanos valoran llegada de Cerda a la Suprema

Este miércoles Carlos Cerda juró como nuevo miembro de la Corte Suprema. Organizaciones sociales destacan su trayectoria apegada a la investigación de crímenes vinculados a la Dictadura y aseguran que "será bueno para el bien común del país".

María Cecilia Pérez

  Miércoles 4 de junio 2014 17:27 hrs. 
carlos cerda


A las 13.30 de este miércoles, Carlos Cerda juró como integrante de la Corte Suprema. El ministro alcanzó el máximo tribunal luego de reiteradas objeciones por parte de la Alianza.

El acuerdo político que llevó a Cerda a la Suprema se selló el pasado 15 de abril. Por 30 votos a favor y dos abstenciones, la de Juan Antonio Coloma (UDI) yBaldo Prokurica (RN), el senado aprobó su designación.

El argumento sobre malas calificaciones y su tendencia política fueron recurrentes explicaciones para denostar su labor. Sin embargo, el respaldo del juez es amplio. Su trayectoria investigando crímenes de la dictadura y atropellos contra los Derechos Humanos consolidaron su reputación.

Previo a la ceremonia, recibió el cariño de la gente que le conoce. Alrededor de cien personas como familiares, amigos, compañeros de trabajo de la Corte de Apelaciones y familiares de detenidos desaparecidos, le recibieron en medio de aplausos. Luego de lo cual, en el nombramiento, el presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz se refirió al nuevo ministro diciendo que es un “hombre de entereza, que nació para ser juez,” y agregó que las sanciones también lo “enaltecen.” Además, aseguró que será un gran aporte para la Corte Suprema.

El nuevo miembro de la Corte Suprema, agradeció las muestras de afecto de los asistentes, y agregó que no se ha sentido postergado por el hecho de no haber llegado antes la Corte.

Alicia Lira, de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (Afep), que también estuvo presente en el nombramiento, se refirió al nuevo cargo de Carlos Cerda. Indicó que con este acto, se “hace justicia”, aseveró y criticó a la derecha, argumentando que “ellos fueron cómplices de los abusos”, “llevan 40 años sin haber recibido sanción, pero sí entorpecen el ascenso de ministros tan honorables”, y culpó también a la “Concertación de ese tiempo”, de no haber defendido antes el nombramiento del juez.

A nivel judicial, la Corte se ha destacado por sus decisiones respecto de conflictos medioambientales. Por ello, las organizaciones pendientes del tema manifiestan su apoyo al nuevo nombramiento.

El Coordinador de la “Coalición Ciudadana por Aysén, reserva de vida”, Peter Hartmann, indicó que es muy bueno para el bien común del país que llegue el ministro Cerda a la Corte Suprema, y que “lleguen ministros más preparados en materias de Derechos Humanos y en materias ambientales, y valoró el hecho de que la Corte Suprema esté dispuesta a realizar cambios”, aludiendo también el nombramiento del presidente Sergio Muñoz Gajardo- quién también ha debido investigar casos de violaciones a los Derechos humanos-.

En cuanto a la historia del magistrado, recordemos que fue sancionado por el pleno de la Corte en 1986, cuando se negó a efectuar la orden del Máximo Tribunal de sobreseer el caso del Comando Conjunto, instancia en la que sometió a proceso a 40 personas, incluyendo al ex comandante en jefe de la FACh, Gustavo Leigh. De hecho, durante el 2006, Cerda explicó sus malas calificaciones al Senado afirmando que se debían a su manejo en dicho caso, no obstante, expresó que aun así, entiende que “no correspondía que se le bajara la calificación por defender los derechos esenciales de las personas”.

Otro de los episodios que se recuerdan en su trayectoria es la investigación que realizó en el caso Riggs, por el enriquecimiento ilícito de Augusto Pinochet. En la oportunidad, llegó a procesar a su viuda, Lucía Hiriart, a sus cinco hijos y a militares del entorno familiar, donde dictó más de 20 órdenes de detención.

El ministro Carlos Cerda Fernández es casado y padre de siete hijos.