Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 27 de febrero de 2024


Escritorio

Roxana Miranda asegura que la Escuela para dirigentes sociales es “clientelismo barato”

Diversas reacciones se dieron a conocer luego del anuncio de la presidenta Michelle Bachelet sobre la creación de una instancia de formación como reconocimiento a los dirigentes Sociales.

Damaris Torres

  Domingo 8 de junio 2014 22:23 hrs. 
junta de vecinos

Compartir en

El objetivo es entregar herramientas a los dirigentes sociales. Esa es la idea de la Escuela de Gestión Pública para dirigentes sociales que anunció este sábado la presidenta Michelle Bachelet, y que ha generado diversas reacciones.

Una de ellas es de la ex candidata presidencial, Roxana Miranda, quien califica la instancia como un espacio de populismo, sobre todo porque se restituirá la atención gratuita en salud para los dirigentes vecinales afiliados a Fonasa, beneficio que se implementó entre 2007 y 2010.

La integrante de Andha Chile considera que la medida es “un clientelismo barato porque la salud gratuita no tiene que ser sólo para dirigentes, sino para todo el pueblo chileno”, dijo. Y añadió que “con esto lo único que harán es identificar dirigentes. Ese es el propósito”, resalta.

Los espacios de formación sindical han sido parte de los gobiernos de Michelle Bachelet, reconoce Valentina Doniez investigadora de Fundación Sol, quien considera que estas escuelas pueden funcionar como lugar de control.

La antropóloga explica que “lamentablemente en estos lugares existe demasiado control en los contenidos que se están presentando. En ese sentido uno podría preocuparse o reflexionar respecto de cuál es la autonomía que tienen los dirigentes  para determinar por sí mismos los objetivos de la formación”.

Reconocimiento al sindicalismo

Opinión contraria tiene el director de la división de Organizaciones Sociales de La Moneda, Camilo Ballesteros, pues afirma que esto ayudará a 15.500 dirigentes nacionales “como reconocimiento a la labor anónima que realizan todos los días en Chile”.

“La escuela va de Arica a Magallanes con 100 comunas prioritarias que están definidas en torno a su nivel de pobreza, de participación ciudadana y población total. Nosotros queremos entregarle herramientas a los dirigentes para que puedan ejercer su tarea con más  fuerza”, insiste Ballesteros.

En las clases cada participante elegirá el contenido que desea repasar en dos modalidades “la primera es cuando salimos a terreno; y la segunda, es una instancia nueva que consiste en realizar escuelas en el Palacio de Gobierno, donde esperamos capacitar al menos 6000 mil personas este año en materias como liderazgo y formulación de proyectos”, cuenta el ex líder estudiantil.

El presidente de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipalizada, Esteban Maturana, cree que la medida beneficiará al “deteriorado sindicalismo nacional”, ya que “siempre es interesante contar con nuevas materias para mejorar la capacidad de gestión de la dirigencia social que en el país no es nada buena”.

La Escuela de Gestión Pública para dirigentes sociales funciona bajo la ley 20.500 que creó los consejos de la sociedad civil en ministerios, municipalidades y otras instituciones del Estado.

Síguenos en