Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Artista trae de vuelta el puente “Cal i Canto”

En el Centro Cultural Estación Mapocho se está presentando una muestra sobre la relevancia de la infraestructura. La exposición reúne una instalación movible y multimedia.

Damaris Torres

  Lunes 16 de junio 2014 20:32 hrs. 
calicanto2


Representante de la arquitectura colonial (terminado en 1782), el puente Cal y Canto se transformó en el ícono de la arquitectura santiaguina porque unió al centro de la capital con el conocido barrio la chimba, actualmente las comunas de Recoleta e Independencia.

La obra fue realizada por los presos, indios y esclavos de la ciudad bajo la tutela del corregidor Luis Manuel de Zañartu, quien los hizo trabajar con cal de Polpaico, rocas de las canteras de Cerro Blanco y más de doscientos mil huevos que fueron utilizados para pegar la construcción.

Esta mega estructura fue la que interesó al artista visual Benjamín Sanfuentes, quien desde sus últimos años de estudiante en la Universidad Católica, quiso devolver esta “figura esencial” a la ciudad de Santiago.

“Fue la gran obra arquitectónica e ingenieril del Chile colonial y por su olvido me interesó coquetear con la historia que nos enseñan desde los textos escolares, hasta lo que uno va aprendiendo en la misma región. Pero, sobre todo, entender que aún hay vestigios del Cal y Canto en Santiago, mas son nada más que recuerdos muy vagos”, señala el autor.

La exposición “Cal i Canto” reúne “pintura, instalación, objetos y videos”, dice Sanfuentes. Y agrega que “la idea es intervenir distintos lugares cercanos a la Estación Mapocho, como la pérgola”.

Crecimiento de la ciudad

Durante más de cien años, la pasarela resistió los embates del río Mapocho. Sin embargo, desde la canalización de este caudal y el gran temporal de julio de 1888 se produjo el derrumbe en agosto de aquel año.

“Tal fue el asombro i el pesar jeneral que esto causó, que muchas personas, especialmente mujeres no pudieron contener las lágrimas, al mismo tiempo que lanzaban contra el ingeniero (en canalización Valentín) Martínez, las más terribles acusaciones que hayan oído jamás al aire libre en nuestra mansa ciudad”, cuenta el libro Historia y tradiciones del Puente Cal y Canto.

“Es indiscutible el importante rol que tuvo el puente, no sólo dentro del paisaje, sino en la actividad económica, social y política de la ciudad, tanto que en un momento se transformó en la postal”, sostiene Benjamín Sanfuentes.

Por lo mismo, afirma que “lo importante es que sea una exposición viva, que estén sucediendo cosas en ella. Me interesa mediar con el público, transformar la galería en una plataforma de reflexión, ideas y encuentro de distintas disciplinas”, dijo el artista que reinaugurará la muestra el sábado 21 de junio a las 12:30 y realizará una mesa redonda el 20 de julio, momento de cierre de la exhibición en el Centro Cultural Estación Mapocho.