Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Irak: nueva amenaza para la paz mundial

Una situación de amenaza mayor para la paz mundial, incluso dejando en un segundo lugar el conflicto en Ucrania, es el avance de la milicia del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) por el norte, este y oeste  en Irak realizando ejecuciones sumarias, lo que podría según los expertos volver a modificar los mapas del mundo. 

Sandra Trafilaf

  Lunes 16 de junio 2014 21:30 hrs. 
EL MÁXIMO CLÉRIGO CHIÍ IRAQUÍ LLAMA A LA YIHAD CONTRA LOS INSURGENTES SUNÍES


Años, después, y tal como en Libia y Afganistán, la invasión dejó un gobierno débil e incapaz de imponer un estado de derecho.

La incursión que comenzó con las milicias desplazadas desde Siria no tuvo resistencia por parte del ejército de Irak, que según afirman los especialistas “huyó despavorido” dejando en el desamparo  varias ciudades, entre ellas Tikrit y Mosul, lo que provocó el desplazamiento de un millón de personas, según la ONU. Por eso, y a dos años y medio de la retirada de EE.UU., Barack Obama no descarta la posibilidad de volver a intervenir ese territorio.

Bajo el falso argumento de la producción de armamento de destrucción masiva, Estados Unidos logró invadir Irak y derrocar a Hussein, dejando luego sucesores que no cuentan con el apoyo de la sociedad iraquí, según explica la analista internacional del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), Olga Ulianova. Por ello ha sido tan fácil la incursión de estas milicias que recibieron el entrenamiento y el apoyo desde occidente buscando la confrontación contra Bashar al-Assad en Siria.

“Un gobierno que no es capaz de ofrecer un proyecto de desarrollo, que no tiene carisma, que no ha creado situaciones democráticas, que se percibe como un gobierno que había sido instalado por  una fuerza de ocupación y que es muy débil, hace más fácil entender por qué las fuerzas armadas supuestamente bastante numerosas han corrido despavoridas frente a los pequeños  grupos de Isis, Islamic State o Levante en Irak”, afirma Olga Ulianova.

La analista internacional también explica el surgimiento de un grupo que en poco tiempo ha logrado meterse en este Irak devastado y deprimido por tantos años de guerra.  “Su acción reciente en el territorio iraquí tiene una relación directa con el desarrollo de la guerra civil en Siria. Se trata de uno de los movimientos radicales de oposición al régimen de Bashar al-Assad que durante los últimos dos o tres años de la guerra civil en Siria recibió el apoyo militar y   técnico de Occidente, precisamente como una posible fuerza para el derrocamiento de Bashar al-Assad y que después de recibir esta ayuda siguió radicalizándose en términos ideológicos aún más”.

En tanto, otro elemento en este movimiento de fuerzas que amenaza complicar la situación en Irak es la posición de los kurdos, pueblo que tiene cierta autonomía al interior de Irak y que cuenta con su propio ejército, el que hasta ahora ha logrado hacerle frente a las milicias de ISIS, lo que les permitiría eventualmente en un corto plazo, lograr la separación de Irak o una mayor independencia política.

El analista Raúl Sohr señala por su parte que estas milicias contaban ya con bases de apoyo al interior de Irak, previendo un gran impacto en Arabia Saudita y en los precios del petróleo. Además manifestó su preocupación por lo que ocurrirá después de este conflicto con los milicianos, muchos de ellos islamistas que provienen de Europa, incluso algunos de Estados Unidos.

El analista cree que volverán a sus lugares de origen y se convertirán en activistas que podrían realizar todo tipo de acciones desestabilizadoras.

Respecto del impacto económico Sohr precisa que repercutirá en las economías de todo el mundo. “El Isis plantea para occidente varios problemas, uno de ellos es la desestabilización generalizada de la zona, que tiene el 60 por ciento de las reservas petroleras y de hecho, con lo que está ocurriendo ahora en Irak, ya está subiendo notoriamente el precio del petróleo.  Si el Isis siguiese avanzando o causara mayores disturbios, el precio del petróleo va a subir aún más. Ése es un problema muy central, porque sabemos lo que representa el petróleo para todo el mundo, incluido Chile”.

Tal como ocurrió ayer con Osama bin Laden, los analistas coinciden que esta milicia radical pone en cuestión el apoyo que Estados Unidos brinda a grupos religiosos en su búsqueda de contar con aliados en el Medio Oriente  para tener el control del petróleo, en un territorio donde los sunnitas representan el 90 por ciento, pero los chiitas controlan el poder en Irán, Siria, Irak y el Líbano.

Luego de estos enfrentamientos que ya han provocado miles de muertos, podríamos estar a las puertas de una nueva redefinición del mapa, con un conflicto que podría no tener una pronta resolución.