Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de abril de 2024


Escritorio

Gaspar Rivas (RN), el nuevo díscolo de la Alianza

Se autoproclamó desobediente al interior de la oposición y asegura que su actuar político sólo estará definido por las demandas de la ciudadanía. El diputado RN se perfila como un posible dolor de cabeza para los altos mandos opositores, pero al mismo tiempo, como la nueva “monedita de oro” en las negociaciones parlamentarias para la tramitación de proyectos con poco margen político. Ambigüedad que, sin embargo, genera suspicacias en algunos sus colegas.

Héctor Areyuna

  Jueves 26 de junio 2014 12:32 hrs. 
GEDSC DIGITAL CAMERA

Compartir en

Sorprendió cuando el pasado martes el diputado de Renovación Nacional, Gaspar Rivas, apareció junto a un grupo de parlamentarios independientes y de la Nueva Mayoría en la llamada Bancada Transversal por la Asamblea Constituyente.

También cuando se ausentó del Congreso para ir a la primera marcha del movimiento estudiantil de este año; cuando aprobó la idea de legislar de la Reforma Tributaria; cuando manifestó su rechazo al sistema de AFPs; o cuando planteó la necesidad de renacionalizar el cobre.

Rivas renunció a RN el 2012 por diferencias con Carlos Larraín, entonces presidente de la colectividad, y volvió para apoyar la candidatura de Andrés Allamand, pero asegura que cuando lo hizo enfatizó que no sería un obsecuente militante, sino que priorizaría sus convicciones propias.

Aún mantiene esa posición. El legislador dijo no estar en política “para ser obediente ni a un partido político, conglomerado, gobierno sea de izquierda, de derecha, de la Alianza, de la Nueva Mayoría, ni a grupos de poder ni de presión. Yo soy un parlamentario que nunca cae en el error de confundir el respeto y la lealtad al partido con la sumisión y el sometimiento. Desgraciadamente a veces los partidos consideran que parte del respeto es someterse de forma sumisa”.

El parlamentario dice que todavía se replantea y se cuestiona su permanencia en Renovación Nacional, la que se justificaría, en lo ideológico, por su postura conservadora en la llamada “agenda valórica”. Y si bien señala tener una cordial relación con el resto de la Bancada, lamenta que a través de las redes sociales ha sido increpado y atacado por “simpatizantes de centro derecha”.

En la otra esquina del espectro político, la diputada del Partido Comunista, Karol Cariola, quien impulsó la bancada transversal por la Asamblea Constituyente, valoró el acercamiento de Rivas en varios temas, sobre todo porque responde, a su juicio, en recoger las demandas de la ciudadanía.

“Hemos encontrado grandes coincidencias en torno a algunos temas, lo que no significa que sea un diputado de izquierda, pero si pareciera ser que está bastante menos cómodo con el pensamiento, la línea que su partido, su sector político ha venido levantando, que con la posición que ha tenido la Nueva Mayoría”, comentó la parlamentaria por Recoleta e Independencia

Sin embargo, esta cercanía repentina genera suspicacias en otros. Para el diputado Gabriel Boric, Rivas “tiene que definir su posición”. “Yo creo que ha tenido posturas bien progresistas en ciertos temas, pero él mismo se declara conservador en otros, entonces lo que le corresponde es aclarar dónde está situado en el espectro político y actuar en consecuencia a ello”.

El amplio margen en el que parece moverse Rivas genera cierta incomodidad en Boric. “A mí en la política lo imprevisible no me gusta, así que ojala que Gaspar pueda aclarar sus posiciones y si nos encontramos en convergencias políticas, bienvenido sea”, confiesa el diputado independiente.

Más allá de las aprensiones o simpatías que genere entre sus pares la postura política del autoproclamado díscolo RN, él mismo asume que tendrá un rol importante en la discusión de proyectos de ley, ya que su acercamiento al programa de la Nueva Mayoría le resta capacidad de negociación a la Alianza en la Cámara Baja, lo que podría convertirlo en una nueva “monedita de oro” al Interior del Congreso.

Síguenos en