Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

“La sorprendente aventura de los libros”: Un viaje de plasticina

Este fin de semana se inauguró la exposición La sorprendente aventura de los libros, que retrata cómo ha cambiado el hábito de la lectura en Chile a través del tiempo a través de figuras de plasticina. La muestra forma parte de la programación especial de la Biblioteca Nacional para las vacaciones de invierno.

Rodrigo Alarcón

  Domingo 20 de julio 2014 9:26 hrs. 
Revistas en familia, 1950-1970


El primer libro que llegó a Chile fue De regimini principium, de Tomás de Aquino. Lo traía Juan Cárdenas, el secretario de Pedro de Valdivia, y ese el primer hito que escogió la Biblioteca Nacional para la exposición La sorprendente aventura de los libros.

La muestra, en realidad, abarca también otros impresos: la Aurora de Chile, el Monitor Araucano, el primer Condorito y revistas como Ercilla y Eva, por ejemplo.

Todo forma parte de las actividades que el espacio programó para las vacaciones de invierno escolares y el Mes del Niño y por eso los protagonistas son Memoriosa, el Búho Medina y la Mariposa, tres personajes del portal Chile para Niños.

Cada uno de ellos está en las ambientaciones que fueron elaboradas en plasticina por Cecilia Toro, del taller Plastivida, quien actualmente también expone sus trabajos en la galería Plop!, junto a Karina Cocq, bajo el nombre de Piel oscura.

El sillón de lectura

La artista creó diez escenas que conforman una línea de tiempo con diferentes momentos importantes para el desarrollo de la lectura. Ahí están los primeros escritos que circularon en el país, pero también se ven familias dedicadas a leer revistas o los dispositivos digitales más recientes. Todo en plasticina, pero expuesto junto a los impresos originales que insipiran cada escena.

Para eso, hace dos meses comenzó a “bucear” en los registros de la Biblioteca Nacional y examinó fotografías, archivos de prensa y otros documentos. Luego, hace unas tres semanas, inició la construcción de las figuras: “La biblioteca eligió los hitos más importantes, guionizó esta línea de tiempo y me dio libertad para resolverla. Junto a ellos investigamos imágenes originales. Dentro de los sets, por ejemplo, aparece la Aurora de Chile con una impresión en miniatura de la original. Hubo mucha investigación, pero también libertad para salirnos del contexto de realidad y hay algunas cosas medias fantasiosas. Fue una mezcla perfecta entre investigación, documentación y libertad gráfica”, explicó Cecilia Toro.

Según aseguró, las figuras no tienen una elaboración demasiado diferente a la que podría hacer cualquier niño con plasticina. Solo son construidas sobre un “esqueleto” de alambre especial: “Al haber trabajado para animación stop motion por muchos años y también con figuras para libros, tengo la práctica para hacerlas más rápido, pero en el fondo es un proceso bien simple. Todos los niños lo hacen y luego lo dejan de hacer, pero yo seguí haciéndolo de adulta. Es la única diferencia”, afirmó.

Para la editora de Chile para Niños, Bárbara Elmudesi, la muestra permite enseñar cómo ha cambiado la relación “con los libros y la lectura misma, cómo se ha empezado a leer en diferentes lugares. Por ejemplo, antes había salones de lectura en que una persona leía en voz alta para los que no sabían leer o existía la Lira Popular, que era leída por los poetas o relatores en las plazas, para todo el público; ahora puedes leer con computadores”.

“Tiene que ver con la historia del libro, de la lectura y cómo han cambiado los lectores”, añadió.

Memoriosa, Búho Medina y Mariposa

La sorprendente aventura de los libros se puede visitar de lunes a sábado en la Biblioteca Nacional. La entrada es gratuita.