Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Nobel de química entrega estudio para descontaminar Santiago

Mario Molina, premio Nobel en Química visita el país para cooperar con su visión sobre los efectos del cambio climático en iniciativas que se incorporarán en el plan de descontaminación de Santiago. El experto formuló una propuesta integral con base científica e hizo un llamado a no escatimar en los recursos para su financiamiento.

Pamela López

  Martes 22 de julio 2014 16:47 hrs. 





El destacado académico mexicano Mario Molina, uno de los descubridores del agujero de ozono antártico y ganadores del Nobel en Química, se encuentra por estos días en el país para hacer entrega de un estudio encargado por el Ministerio del Medio Ambiente al centro de Mario Molina en Chile, el cual propone medidas para el nuevo plan de descontaminación de Santiago.

En el encuentro que el científico sostuvo este lunes con el ministro Pablo Badenier, señaló que Santiago tiene la ventaja de haber sido la primera ciudad de Latinoamérica que bajó las partículas más pequeñas PM 2.5. Sin embargo, se necesita volver a tomar medidas ya que durante los últimos años éstas han permanecido por sobre la norma.
Ante esta realidad, su propuesta es implementar un plan de descontaminación con base científica, que aclaró, es complejo, pero integral.

Dicho plan, si bien contempla medidas específicas para la ciudad, también busca dar un giro e contemplar además estrategias que integren a toda la Región Metropolitana. Esto en consideración de que muchas fuentes contaminantes orgánicas de biomasa, ingresan a la cuenca de la capital provenientes de otros sectores.

“Santiago es un ejemplo en Latinoamérica como una ciudad que ha hecho mucho. El reto, al igual que otras ciudades, como ocurre en el caso extremo de México, es que las medidas que se tomaron con muy buenos resultados pero ya no son suficientes porque la ciudad sigue creciendo.

En cuanto a los efectos contaminantes que genera el crecimiento no planificado de la ciudad, el científico agregó que se requiere un financiamiento adecuado, pues luego es más alto financiar el impacto que se genera en la salud de la sociedad.
En este sentido el Nobel explicó que partículas, por ejemplo, provenientes de los motores a diesel, son tan pequeñas que no sólo producen enfermedades respiratorias, sino que también inciden en problemas al corazón, cáncer, entre otras. Lo que denominó “mortalidad inducida”.

“Un impacto muy claro es la congestión, cada vez es más difícil llegar de un sitio a otro, por eso todo este crecimiento tiene que diseñarse de tal manera que no aumente la contaminación. Ese es el gran reto, pues es difícil explicarle a la gente es que esta contaminación sí tiene un impacto en la salud. Otra parte complicada de estos programas, son las fuentes de financiamiento”.

Cabe recordar que Mario Molina será parte de la vigésima Conferencia de las Partes (COP) del Sistema de las Naciones Unidas, que tendrá lugar en Lima del 1 al 12 de diciembre de este año.

Esto en un escenario donde los países de América Latina y El Caribe son responsables del 12.5 por ciento de las emisiones mundiales totales de Gases de Efecto Invernadero (GEI) pero podría ser una de las regiones más castigadas si la temperatura aumenta.
Molina al respecto ha señalado que “el planeta todavía no responde a lo que ven los científicos como un problema urgente. Pese a que México, y ahora Chile, estén implementando medidas que denominó “ganar-ganar”, haciendo frente a quienes cuestionan los resultados de la ciencia”.

“La mía es una visión más integral de todas la actividades de la sociedad que influyen en la calidad del aire. Una manera de enfrentar el cambio climático sin la necesidad de un acuerdo internacional adicional. Esto es lo que estoy esperando que cambie en pocos años, porque ya están tan claros los impactos del cambio climático, que Estados Unidos, que es el país que más se ha opuesto, la expectativa es que tenga un cambio importante”, expresó el académico respecto a sus expectativas futuras sobre el cambio climático.

Por su parte, el ministro Pablo Badenier, señaló que este informe permitirá al Ministerio de Medioambiente detallar qué medidas implementar en la Región Metropolitana para reducir los niveles de polución atmosférica.