Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Las marcas que el golpe militar dejó en el Paseo Bulnes se iluminan por una noche

Una intervención urbana se realizará el próximo viernes 26 en el sector: con punteros láser se indicarán más de un centenar de huellas de bala que permanecen en el lugar desde septiembre de 1973. "Mucha gente no sabe que existen", dicen los organizadores.

Rodrigo Alarcón

  Lunes 15 de septiembre 2014 18:24 hrs. 

Son 138 las huellas de bala que se han contado en los edificios que están en el Paseo Bulnes, en la cuadra entre Tarapacá y Alonso Ovalle. Permanecen ahí desde el 11 de septiembre de 1973 y son un testimonio casi inadvertido del golpe de Estado y el bombardeo a La Moneda, ubicada apenas unos metros hacia el norte.

Muchas de las marcas han sido borradas con estuco o pintura, durante las remodelaciones que se han hecho a los edificios, pero muchas otras continúan ahí. Sacarlas a la luz, literalmente, era la idea de más de un centenar de personas que el año pasado participaron de Bulnes Intervenido, una acción en la que fueron iluminadas con punteros láser, como un ejercicio de memoria.

Este viernes 26 la acción se repetirá, con el objetivo de recordar las huellas de la dictadura que permanecen en la vida cotidiana de Santiago. Una de las organizadoras de la intervención, Pamela Navarrete, explica que “teníamos conocimiento de que esos hoyos eran huellas de balas y surgió la necesidad de generar un proyecto que las iluminara e hiciera que todo el mundo las reconociera públicamente como tales. Mucha gente transita por el Paseo Bulnes y no sabe que existen esas huellas en las fachadas de los edificios; y hay gente que sí ha visto los hoyos y no sabe que son huellas de la dictadura”.

“La necesidad es reconocer públicamente las huellas de la dictadura que persisten en el tránsito cotidiano y el Paseo Bulnes es un súper buen ejemplo para hacerlo”, recalca.

3 2

Además de iluminar las marcas, el colectivo que gestiona la operación pretende que entre los asistentes se genere una conversación sobre la violencia que presenció ese barrio. Esto, de algún modo, sucedió en forma espontánea durante la intervención del año pasado: “Mucha gente iba pasando, nos preguntaba qué estábamos haciendo y cuando les contábamos la mayoría no sabía, pero en este ejercicio se extendió la historia, es un ejercicio de memoria colectiva”, asegura Pamela Navarrete.

“Hubo gente que participó el año pasado y nos contó historias de gente que trabajaba en el Paseo y escuchó o vio cuando llegaron los militares, entonces empieza a levantarse un imaginario en relación a nuestra historia. Aunque no hayamos vivido esos años, uno empieza a compartir esos recuerdos con el solo hecho de escucharlos y transmitirlos”, añade.

10653585_380597378764319_5081972315057939480_n

Bulnes Intervenido se realizará desde las 19:15 horas del viernes 26 y el punto de reunión es la esquina del paseo con Alonso de Ovalle. La actividad es abierta y los organizadores dispondrán de punteros láser para quienes quieran sumarse.

Más información en Bulnes Intervenido.