Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de diciembre de 2019

Escritorio

Caso Penta reinstala debate por financiamiento de campañas políticas

El caso que involucraría a personeros de la UDI genera reacciones en todo el espectro político. El presidente gremialista, Ernesto Silva, admitió acercamientos con el ministro Rodrigo Peñailillo, mientras en el oficialismo hay diversas posiciones.

Pamela López

  Lunes 6 de octubre 2014 0:35 hrs. 
1965372

Diferentes reacciones ha generado entre los partidos de la Nueva Mayoría el Caso Penta y un eventual acercamiento entre el Gobierno y la oposición para modificar la legislación vigente en relación al dinero y las campañas políticas.

Lo anterior trascendió a la prensa luego que Ernesto Silva, líder de la UDI, manifestara en un programa de la televisión abierta que pedirá audiencia con el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, para abordar diversos temas, entre ellos, posibles cambios a la regulación que data desde 2003.

Sin embargo, el diputado ha insistido que no se referirá a este caso y las presuntas vinculaciones de integrantes de su partido.

Asimismo, Silva aludió al acuerdo que en 2003 alcanzaron el ex ministro del Interior, José Miguel Insulza, y el ex presidente de su colectividad, Pablo Longueira, que permitió al gobierno de Ricardo Lagos sortear el caso MOP-Gate.

“He podido construir una muy buena relación política con el ministro del Interior, voy a conversar con el Gobierno de todos los temas. Creo que están las condiciones y el país ha ido madurando para pasar a una segunda etapa, a un segundo acuerdo de cómo avanzar en materia de financiamiento y organización de la política, tanto de los partidos como de las campañas. Creo que lo que se hizo en 2003 fue un salto notable”, comentó Silva.

Por su parte, el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, insistió que cualquier reforma tiene que apuntar a entender la política como un bien público y poner límites y claridad en cuanto al financiamiento.

El diputado aseguró no tener dificultad en alcanzar acuerdos que, por el contrario, quizás le duelen a quienes tienen más privilegios para su financiamiento.

A su vez, el presidente del PS señaló que “se ha intentado hacer un parangón con el caso MOP-Gate y les quiero recordar que en ese caso hubo gente que terminó presa. Por lo tanto, si hay irregularidades constitutivas de delito, se debe pesquisar; y si en la investigación realizada por el Ministerio Público y el Servicio de Impuestos Internos se colige que hay irregularidades que se traducen en delitos, esos delitos deben ser sancionados, sea quien sea”.

“Hay que ser cuidadosos, pero también irreductibles, porque cuando se empieza a hablar que vamos a llegar a un gran acuerdo, la ciudadanía empieza a pensar que hay cierta impunidad detrás”, sostuvo Andrade.

En tanto, el presidente de la DC, Ignacio Walker, dijo ser “partidario de un sistema mixto de financiamiento y quiero recordar que en Chile no existe financiamiento público hacia los partidos. Con esto no estoy prejuzgando ningún modelo, creo que tiene que haber aportes de los privados, pero tiene que ser una forma muy transparente”.

“No quiero referirme a ningún caso en particular, hay que dejar que la justicia haga lo suyo, el tema de fondo es cómo financiamos la política , los partidos y las elecciones, un tema no resuelto y este es el momento para encararlo”, comentó Walker.

Por su parte, Guillermo Tellier, presidente del Partido Comunista, coincidió con Andrade en cuanto a que “la política es un bien público que hay que cuidar y vigilar y en la medida que haya más aporte público, eso se hace más fácil”.

Tellier agregó que, de existir un sistema mixto, el aporte de privados debiese venir desde personas y no empresas, los cuales contemplen un techo.

Además, enfatizó que se deben revisar los aportes reservados y prever que éstos no provengan de evasión de impuestos, sospecha que se investiga en el caso Penta.