Diario y Radio U Chile

Año XIII, 18 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Cámara Alta despacha Ley de Presupuesto 2015

El Senado despachó este miércoles la Ley de Presupuesto 2015. En la discusión se incluyeron algunas de las partidas más polémicas como Educación o Transportes. Una vez finalizado el debate, los parlamentarios fueron críticos del proceso, el cual si bien se extendió por menos horas que en años anteriores, registró algunas irregularidades y contradicciones.

Paula Correa

  Jueves 27 de noviembre 2014 9:59 hrs. 
dinero


El Presupuesto aprobado considera un aumento del gasto fiscal de 9,8 por ciento y totaliza 70 mil 272 millones de dólares, con el fin de “impulsar reformas sociales, reactivar la economía y crear empleo”, según sostuvieron las autoridades que lo catalogaron como “un Presupuesto anti cíclico”, es decir, que rompe con la tendencia a la baja.

Después de la votación, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, se mostró satisfecho y destacó que “con la aprobación del Presupuesto se avanza en el programa de gobierno”. El secretario de Estado destacó la Reforma Educacional, la mejora de la Salud Pública y el reforzamiento en áreas de protección social.

“Vemos que la Ley de Presupuesto, esta primera ley del segundo mandato de la Presidenta Michelle Bachelet ha tenido un respaldo muy transversal, en casi todas sus partidas” afirmó Arenas y añadió que a inicios de octubre mencionaron que era un espejo del programa, porque el Presupuesto es la principal herramienta de planificación estratégica de un gobierno para implementarlo. “Este proyecto es un espejo de aquello”, señaló Arenas.

Sin embargo, hubo puntos de mucha tensión en el debate, sobre todo en la partida de Educación, que era una de las últimas glosas a revisar después de que el martes se despacharan 20 de las 26 indicaciones. Finalmente cerca de seis mil 207 millones 980 mil pesos se destinaron al Ministerio de Educación.

Dentro de los temas analizados estuvieron los fondos para equipamiento que ya no recibirían los establecimientos técnico-profesionales particulares subvencionados, recursos que serían destinados exclusivamente a sus pares municipales; las becas destinadas a reubicar a alumnos de universidades con problemas de acreditación como la Universidad del Mar y el financiamiento de instituciones culturales de regiones en desmedro de los fondos que se entregan en la Región Metropolitana.

Esto además de los programas de fortalecimiento de la Educación Pública, Educación Superior y de la Agencia de Calidad. Aun así, desde la oposición cuestionaron que los recursos de la Reforma Tributaria no estén presentes en la partida Educación.

En este sentido, el senador de la UDI Juan Antonio Coloma señaló que “el Presupuesto reflejar una Reforma Tributaria en que los recursos, al final, no fueron destinados a mejorar la calidad de la educación, cuando los ítems que más suben son honorarios, viáticos, entre otros. No es una buena señal”, y añadió que han planteado que se requiere un Presupuesto centrado en la eficiencia, no en la burocracia. “Creo que el punto negro es la falta de recursos y la mala distribución en Educación, que se suponía era la estrella del Presupuesto”, concluyó.

Otra de las partidas polémicas fue la del ministerio de Transportes. Si bien se aprobaron todos los recursos destinados al Transantiago, se generó un intenso debate, donde legisladores de la Nueva Mayoría y de la Alianza apuntaron a un modelo colapsado que ha provocado que el Metro también tenga problemas por el exceso de usuarios.

Por otra parte, senadores como el demócrata cristiano, Jorge Pizarro señalaron que el transporte público ha ido mejorando con el tiempo y que dejarlo sin financiamiento sería un error y provocaría un caos de proporciones, aspecto que terminó por imponerse.

Otro tema complejo fue el Presupuesto para el Ministerio de Desarrollo Social, en especial por los criterios para priorizar la entrega de tierras a las comunidades mapuche por parte de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) y el funcionamiento de la Ficha de Protección Social, los que fueron visados pese a los reparos.

También se aprobó las partidas del Ministerio del Medio Ambiente y del Ministerio Público, ambas sin debate. Además, la del Tesoro Público, donde el senador José García Ruminot (RN) advirtió sobre un posible déficit fiscal mayor, ya que proyectó que el crecimiento no llegaría al 3,6 por ciento.

Pese a todos los reparos la tramitación finalizó de forma más expedita que en años anteriores. Respecto de esta situación, el senador Alejandro Navarro (MAS), apuntó a las incongruencias de la conducta parlamentaria.

“Este es un Presupuesto histórico, no sólo porque ha crecido un 9,8 por ciento, sino porque se ha tenido un bloqueo inédito. Se ha impedido el acceso del Director de Presupuesto, lo que ha llevado a un debate tenso, cargado de ideología y luego la contradicción más flagrante: todo es oposición para terminar votando de manera unánime. Creo que allí hay una lección que aprender”, sostuvo Navarro.

A esto se suman los reparos a la figura de Arenas, único secretario de Estado presente en la discusión, pese a las críticas por la ausencia de los ministros sectoriales. “El debate ha permitido al Ministro de Hacienda lucirse, ha dado clase magistral de las finanzas públicas, pero no era la idea. La idea era hacer un debate pormenorizado y hemos tenido que hacer uno generalizado”, dijo.

La iniciativa fue despachada en su totalidad, ahora pasará a tercer trámite constitucional en la Cámara de Diputados, que analizará las modificaciones realizadas por la Cámara Alta.