Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

“Hilda Peña”: El retorno de Isidora Stevenson a la simpleza del lenguaje

La obra, reconocida en la última Muestra Nacional de Dramaturgia y dirigida por Aliocha de la Sotta, retrata a una mujer que pierde a su hijo en el tiroteo ocurrido en 1993 en Apoquindo. "Es un momento interesante para situar una historia", dice la autora.

Rodrigo Alarcón

  Jueves 29 de enero 2015 19:19 hrs. 
hp



Hilda Peña es peluquera, prepara el almuerzo para su hijo y escucha que en un banco de Las Condes se acaba de producir un tiroteo. Ella no lo sabe, pero una de las muchas víctimas es el niño al que no dio a luz, pero sí recogió y adoptó.

El incidente ocurrió realmente el 21 de octubre de 1993 en la avenida Apoquindo, luego que integrantes del Movimiento Juvenil Lautaro asaltaran un banco y fueran interceptados por la policía. Doce heridos y siete fallecidos dejó el episodio, que la actriz y dramaturga Isidora Stevenson tomó como telón de fondo para su obra más reciente, Hilda Peña.

El texto fue premiado en la categoría emergente de la última Muestra Nacional de Dramaturgia y en ese evento se mostró en tres versiones: una a cargo de la compañía Los Contadores Auditores, un cortometraje de Rocío Hernández y un monólogo dirigido por Aliocha de la Sotta, protagonizado por Paula Zúñiga.

Esta última versión es la que se exhibe hasta el domingo en el GAM, con una puesta en escena minimalista y que “conjuga la actuación, la dirección, el diseño y el texto de manera bien ecuánime”, dice Isidora Stevenson.

“El impulso de escribir una obra simple como esta, que es la voz de una sola mujer, tiene que ver con que, a mi modo de ver, a veces el teatro se aleja de quien lo ve”, explica la autora, que luego de hacerse un nombre como actriz y directora, el año pasado debutó en la dramaturgia con Campo, un drama burgués.

“Se hacen grandes puestas en escena, grandes espectáculos, y olvidamos que para que haya teatro simplemente tiene que haber alguien que haga y alguien que mire. Es reencontrarse con la simpleza del lenguaje, de la emoción. En ese sentido, la muerte es un tema universal, el gran tema finalmente”, añade.

Isidora Stevenson hace énfasis en que ese es el tema de Hilda Peña. No es una obra de carácter histórico ni una reivindicación política: “Los ’90 y el retorno a esta democracia falsa en un comienzo, toda la ignorancia en la que estábamos sumergidos, es un momento histórico interesante para situar una historia”, afirma.

“En este caso es un relato no épico, no es la historia de una mujer con luchas políticas, para nada. Es una mujer cualquiera que cuenta una historia particular y el contexto de los ’90 permite que aparezca, de manera mucho más clara, la ignorancia y la dificultad para entender. No es como si fuera una obra situada en la época actual, en que el nivel de información nos tiene saturados”, compara.

Hilda Peña se presenta hasta este domingo en la sala N1 del GAM y las entradas tienen valores entre tres y seis mil pesos.

Más información en GAM.