Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 19 de agosto de 2022

Escritorio

Felipe Ward: fórmula de unidad de la Alianza debe tomar ejemplo de la Nueva Mayoría

El diputado de la UDI, señaló que lo mejor, desde su punto de vista, es que la derecha genere un partido único, al estilo del Partido Republicano en Estados Unidos, para enfrentar este nuevo escenario electoral después de la reforma del sistema binominal. Además fustigó el proyecto de Ley de Financiamiento de la Política enviado por el Gobierno, ya que considera que es una legislación que se hace de manera precipitada. Finalmente, el parlamentario gremialista sostuvo que si el fiscal Andrés Montes es tan profesional como su padre, el senador (PS) Carlos Montes, “estamos en buenas manos”.

Gonzalo Castillo

  Domingo 22 de febrero 2015 19:46 hrs. 
felipe ward udi

Compartir en

En conversación con Radio Universidad de Chile, el diputado de la UDI Felipe Ward sostuvo que la Alianza necesita demostrar unidad frente a la ciudadanía, por lo que apoya la generación de una federación de partidos y, eventualmente, la creación de un partido único que aglutine a las fuerzas de centro-derecha. Además, señaló que nunca va a existir una relación fluida entre las personas y la política, independientemente de los casos de irregularidades cometidas por parlamentarios en relación con el financiamiento de sus campañas políticas.

¿Qué le parece la posibilidad de formar una federación de partidos, o un partido único en la derecha?

A mí me gusta. Creo que hay que adaptarse a las señales que van entregando los tiempos, y sobre todo la ciudadanía, y aquí lo que nos han pedido hace mucho rato, yo diría desde el día uno de este Gobierno, (nos piden) que exista unidad en la oposición, y ha habido un déficit en la materia. Creo que una federación de partidos, o una institucionalidad más allá de los partidos políticos y movimiento que la conforman, es algo útil.

Y con respecto de los electores, ¿cree que será una buena herramienta para recuperar votos?

Yo creo que en principio no va a provocar un cambio favorable, ni tampoco un cambio desfavorable, me refiero a que el anuncio no va a implicar nada. El paso de las semanas, el paso de los meses, y cómo nos enfrentemos sobre todo a la primera elección, que va a ser la municipal, va a marcar la forma de reaccionar de la ciudadanía. Si nosotros nos quedamos simplemente en el anuncio o la conferencia de prensa, vamos a seguir sacando los mismos votos, pero si hacemos del anuncio algo concreto, y verdaderamente entendemos que en la diversidad hay una riqueza, y que la gente de centro-derecha piensa distinto, y que el hecho de buscar la unidad no significa pensar igual, yo creo que vamos a crecer.

Entonces la federación de partidos será el primer paso a la formación de un partido único

A mí me gusta mucho la idea del partido único, esta es una opinión personal. Creo que la federación de partidos es un paso previo necesario. Formar un partido único, habiendo directivas funcionando, diputados que de alguna forma compiten entre ellos, alcaldes, es muy complicado, pero si pensamos en algo así como el Partido Republicano norteamericano que alberga una serie de sensibilidades, que piensan internamente muy distinto, pero que son capaces de trabajar unidos, entendiendo que tienen puntos de encuentro que, lo que tendrían si estuvieran por ejemplo en el mundo independiente enfrentando a los demócratas, nos va a servir. Hay ejemplos en el mundo en que esto ha funcionado, ejemplos en que ha quedado la escoba, pero creo que si lo hacemos bien, esto va a ser bueno.

Pero el senador (UDI) Hernán Larraín mencionó en una entrevista a mediados de enero, que ya una vez habían intentado formar un partido único y no les fue bien

Nunca se ha dado un paso, en ese sentido, ha habido declaraciones, pero nunca ha habido un paso en la línea de poder formar un eje único opositor, nunca ha existido. Y creo que cualquier cosa que sea avanzar es positivo. Podemos funcionar 50 años más con los mismos partidos que tenemos en la centro-derecha, pero creo que ahí hay que seguir el ejemplo de la Nueva Mayoría, que tiene muchas más diferencias que tiene la Alianza, pero son capaces de entender que estamos en política y este es un equipo, un trabajo en el que cuando se labora en equipo se suma. Es algo que creo que hay que hacer.

¿Es la federación de partidos la herramienta para enfrentar el nuevo escenario que les plantea el cambio del sistema electoral?

No hay todavía un vínculo entre ambas cosas. No hay un cronograma en términos de cuándo se va a producir esto, creo que aún no hay un planteamiento en términos de cómo afectar, o afectaría una federación de partidos a la UDI. Sí hay que pensar que el sistema electoral cambió, y desde ese punto de vista hay que plantearse frente a la ciudadanía, entendiendo que además tuvimos un impacto negativo la primera vez que nos enfrentamos al voto voluntario, pero yo creo que la federación de partidos es posterior a la municipal, así que hay que enfrentarse a la municipal entendiendo que las reglas del juego cambiaron, sobre todo con el voto voluntario.

¿Cómo percibe que puede afectar las revelaciones del caso Penta, a la ya deteriorada relación entre ciudadanía y la política?

Hay dos posibilidades, una es la democracia directa donde la gente toma las decisiones y ejerce el poder, y la otra es la democracia representativa, que es lo que rige en Chile, en donde la gente elige representantes en el Congreso y en La Moneda y ellos son los que toman las decisiones por la ciudadanía. Hay que confiar en este segundo sistema, yo creo que no hay ningún país en el mundo donde el porcentaje de aprobación hacia los políticos sea alto, porque siempre va a haber un prejuicio hacia el trabajo que se hace en política, pero más allá de ese prejuicio obviamente que en Chile hemos contribuido con bastantes problemas, lo que ha generado una imagen más mala. Hay un puente cortado, nunca va a haber una relación muy fluida entre la política y la ciudadanía, nunca. En las elecciones la gente vota por los candidatos que le parecen mejor, pero obviamente siempre hay una aprensión en relación a lo que se va haciendo, pero este caso afecta muchísimo. Que se empiecen a formar una líneas que nos lleven a algún acuerdo, pero un acuerdo que no signifique borrar para atrás lo que se hizo, sino que reconocer errores, que se enfrenten en tribunales las personas que cometieron delitos, y desde la verdad construir algo más representativo y limpio.

¿Cree usted que la ley de financiamiento de la política que el Gobierno ingresó al Parlamento va en el camino correcto para regular estas situaciones?

Yo creo que la coyuntura no es un buen consejero para legislar. En Chile cuando se produce un accidente en moto se presenta al día siguiente una ley para prohibir las motos, es lo normal que se hace en política. En el tema electoral se está haciendo algo parecido, esto de eliminar los aportes reservados suena positivo, suena congruente en relación con estos casos que se han dado a conocer, pero si se eliminan los aportes reservados lo que va a volver a la política son los maletines con dinero. Eso ocurría antes del 2005, me tocó verlo, y los aportes reservados lo que permiten es establecer un anonimato y una distancia ciega entre el aportante y la persona que recibe la plata. Pongamos el ejemplo de la Presidenta de la República, quien ha recibido más de tres millones de dólares en aportes reservados, y nadie la cuestiona porque se entiende que es un sistema que además ella misma elogiaba públicamente cuando fue candidata, pero entiendo que la coyuntura impide que esto siga funcionando. Lo único que yo pido es que si vamos a cambiar esto, lo cambiemos por algo mejor. La lógica indica que si uno va a buscar algo mejor y diferente, tiene que mejorarlo.

¿Qué opinión le merece la designación del fiscal Andrés Montes, hijo del senador (PS) Carlos Montes, para investigar la arista Soquimich del llamado caso Penta, en donde estarían involucrados algunos personeros de ese partido?

Yo no tengo todavía una opinión, creo que sería injusto decir “me parece pésimo, me parece bien”, porque hay que dejarlo trabajar. Lo único que puedo decir es que si resulta ser la mitad de lo profesional que es su padre, estamos en buenas manos. El senador ha mostrado y demostrado ser un excelente político y espero que el fiscal lleve sangre. Ahora, obviamente que esto genera preocupación en la ciudadanía, y sobre todo en torno a qué imparcialidad puede tener respecto de las personas que está investigando que pertenecen a la Nueva Mayoría, siendo su padre un senador socialista. Hay un punto ahí, pero veremos sobre todo en las primeras semanas de la investigación si hay capacidad del fiscal Montes de investigar gente de sus filas políticas, y si es capaz de evitar las filtraciones que vieron hasta la fecha con el otro fiscal.

¿Le parece al menos inoportuna esta designación?

Sí, yo creo que esa es una buena palabra, es inoportuno, pero creo que hay que darle la oportunidad de trabajar. Uno tiene una sola oportunidad de formarse una primera opinión en la vida, y la primera opinión que se formó la gente con respecto a esta persona no es buena. Partió con el pie izquierdo, casi literalmente, pero creo que yo conociendo al padre espero que sea la mitad de lo bueno, y eso garantiza que vamos a estar en buenas manos.

Síguenos en