Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores rechazan críticas de la CPC a la Reforma Laboral

El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Alberto Salas sostuvo en la comisión de Trabajo del Senado que la Reforma Laboral está mal enfocada al incluir la prohibición del reemplazo en huelga, entre otros elementos. Parlamentarios y trabajadores criticaron a Salas asegurando que los mismos empresarios no tienen problemas en invertir en otros países que sí cuentan con este tipo de regulaciones.

Carlos Arias

  Lunes 6 de julio 2015 20:09 hrs. 
trabajadores



La comisión de trabajo del Senado sesionó esta jornada en la sede del Congreso Nacional en Santiago, para escuchar a diversos actores involucrados en el proyecto de ley que moderniza las relaciones laborales.

En la instancia, expuso el presidente de los empresarios agrupados en la Confederación de la Producción y el Comercio Alberto Salas, quien reiteró que a su parecer “la reforma tiene un foco equivocado, que solo tensiona el clima laboral sin abordar la inclusión de mujeres, jóvenes y adultos mayores en un contexto de mayor flexibilidad laboral”.

Además, el presidente de la gremial empresarial criticó la falta de capacitación que, a su juicio es el modo de aumentar la productividad y así los sueldos, la falta de reemplazo en huelga porque afecta la producción de las empresas e impide que estas se sostengan mientras negocian. En lo relativo a titularidad sindical, Salas indicó que le parece que “limita la libertad de sindicalizarse o no que tiene cada trabajador”.

“No tenemos ninguna aversión a los sindicatos, creemos que los sindicatos son legítimamente las organizaciones para representar a los trabajadores, facilitan los entendimientos, los acuerdos, lo que sí señalamos siempre que los sindicatos deben ser un espacio de libre asociación, que sean los propios dirigentes los capaces de convencer a los trabajadores de afiliarse libremente”.

Sin embargo, en vista del escenario retratado por Salas, la senadora Adriana Muñoz pidió mayor apertura de parte del empresariado para acoger lo planteado en el proyecto, a la vez que señaló la importancia de evitar caer “en un diálogo de sordos”.

“Mi reflexión ante los dirigentes del empresariado tiene que ver con por qué si lo único que hacemos es avanzar en estándares ya instalados, no solamente mirando el mundo europeo, sino que a los países latinoamericanos donde los empresarios chilenos hacen fuertes inversiones y dónde los estándares de los derechos colectivos de los trabajadores son bastante altos, entonces ¿por qué si se invierte en países con estos estándares se hace una crítica tan ideologizada? Cabría pedirle a los empresarios que evolucionen en esta mirada”.

En este sentido, Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores señaló que una buena negociación colectiva debiera ser positiva para el empleo, las empresas y el desempeño económico del país.

Además, Alejandro Steilen, de la Unión Nacional de Trabajadores indicó que para que una huelga sea efectiva no puede reemplazarse a los trabajadores, pues resulta absolutamente contraproducente.

“La reforma desde mi punto de vista tiene dos ejes fundamentales, si se sigue insistiendo de parte del mundo empresarial que Chile va a caer en el hecatombe porque no se puede reemplazar a los trabajadores en huelga, sino que se van a buscar los servicios mínimos, les quiero decir que no es así. Que en Perú hay más inversión que en Chile y en Perú no hay reemplazo en huelga”.

Cabe consignar que al inicio de la comisión, el proyecto fue presentado para el conocimiento de los integrantes por la ministra del Trabajo y Previsión Social Ximena Rincón, quien luego de exponer los alcances principales se retiró, dejando al Subsecretario Díaz en representación del ejecutivo, lo que desató la molestia de los senadores de RN Andrés Allamand y de la UDI Hernán Larraín.