Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Emmy: La gran producción audiovisual en TV

Aunque como los Oscar, los Emmy son premios de industria y por lo mismo parte importante de su engranaje está movilizado por el marketing y no sólo por el arte, nos permiten cada año ir viendo cómo se está moviendo esa industria, que es lo que ella misma considera valorable y los cambios culturales que eso implica.

Antonella Estévez

  Sábado 18 de julio 2015 10:10 hrs. 
EMMYS





Hace años que algunos vienen diciendo “El mejor cine lo está haciendo HBO” y si hablamos de cifras –tanto en términos de inversión como de audiencia- es evidente que los de la cadena de televisión por cable saben lo que están haciendo, y no son los únicos.

El oficio de HBO y algunos de sus pares, obligó a los canales de televisión abierta de Estados Unidos a subir el nivel de sus producciones, a la vez que fue formando espectadores cada vez más exigentes. Paralelamente algunos canales de cable en el continente comenzaron a difundir las notables series de ficción y documental que los maestros de la televisión inglesa, francesa y los países bajos venían haciendo hace un buen rato ya.

HOCEsta oferta programática se enriqueció mucho más cuando la plataforma de difusión de películas y series en internet Netflix, comenzó a realizar sus propias producciones y demostró que la red era todo lo que se necesitaba para llegar a una gran audiencia, siempre y cuando la propuesta fuera de calidad. Netflix lo hizo en grande con “House of Cards” el drama político –que tuvo su versión original en 1990 en la BBC- que contaba con Kevin Spacey como protagonista y con David Fincher entre sus directores y productores ejecutivos. No por nada se transformó en la primera serie web en estar nominada y ganar tanto premios Emmy como Globos de Oro, probando que lo que se estaba haciendo en internet no sólo era serio sino altamente competitivo. De ahí en adelante Netflix, y otras plataformas de internet con producción audiovisual propia –como la gigante Amazon- se han transformado en espacios en donde los realizadores pueden ser más arriesgados con los contenidos de lo que la televisión permite. Por ejemplo la muy interesante comedia “Grace and Frankie” sobre sentido, sobrevivencia y homosexualidad en la tercera edad protagonizada por las tremendas Jane Fonda y Lily Tomlin.

Este salto de grandes nombres del cine a las series es un fenómeno que se viene dando hace varios años y da cuenta de que para cierto tipo de historias, hay muchas más posibilidades de riesgo e innovación narrativa en la pantalla chica que en la grande. Además de la delicia para guionistas, directores y actores de poder tener tiempo para desarrollar personajes e intrigas. Y digámoslo, hoy el nivel de la producción, guiones, actuaciones, puesta en escena y dirección de lo que podemos ver en pantalla chica no tiene mucho que envidiar a la mayoría de la realización cinematográfica.

HANNIBALAunque como los Oscar, los Emmy son premios de industria y por lo mismo parte importante de su engranaje está movilizado por el marketing y no sólo por el arte –lo que explicaría la ausencia en las nominaciones por ejemplo de “Hannibal”,  en mi opinión la serie más compleja y mejor lograda de lo que he visto en la televisión actual- nos permiten cada año ir viendo cómo se está moviendo esa industria, que es lo que ella misma considera valorable y los cambios culturales que eso implica. Por ejemplo en sus 67 versiones estos premios nunca han galardonado a una actriz afroamericana en la categoría de Mejor Actriz Dramática, y esto no sólo tiene que ver con la mayoría blanca en las academias de televisión, sino también en la producción misma en donde el mundo afroamericano –como el latino- está subrepresentado. Este años hay dos notables actrices que tienen serias posibilidades de llevarse el Emmy: Viola Davis de “How to get away with murder” y Taraji P. Henson de “Empire”.

El próximo 20 de septiembre conoceremos quienes son los favoritos de la industria televisiva y –para ser precisos también- de series web este año. Mientras tanto podemos aprovechar estos días fríos para acomodarnos en nuestro sillón favorito y ponernos al día, sorprendernos y disfrutar con tanta serie notable que hay para ver.