Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Comunidad de Freirina “en alerta” por rumores de reapertura de Agrosúper

A los temores de reapertura, se suma la decisión de dejar cumplir condena en libertad al carabinero sindicado como responsable de los ataques en contra de cuatro manifestantes en 2012. Los vecinos avisan de nuevas protestas en caso de seguir adelante con la idea de instalar ahí la faenadora de cerdos.

Paula Correa

  Martes 20 de octubre 2015 16:55 hrs. 
freirina-cerdos-600x330





Los pobladores de la comuna de Freirina rechazaron la decisión del Tribunal Oral en lo Penal de Copiapó de permitir que el carabinero condenado por torturas en el marco de las manifestaciones sociales en la comuna cumpla su pena en libertad.

Se trata del sargento de Cristián Opazo, único funcionario catalogado como culpable del delito de “apremios ilegítimos” contra cuatro jóvenes en mayo de 2012 en las movilizaciones contra la planta faenadora de cerdos de Agrosúper, quien representa  el primer caso en que un funcionario del Estado es juzgado por justicia civil y no militar.

Si bien se le condenó a tres años de presidio, utilizando la atenuante de irreprochable conducta anterior, el tribunal permitió el cumplimiento de la condena fuera de la cárcel, con firma mensual y bajo la exigencia de acudir todos los meses durante un año a un centro de reinserción social dependiente de Gendarmería.

Yahir Rojas, vocero de la Asamblea de Freirina, criticó la medida asegurando que se trataba de “una condena irrisoria frente a lo que realmente ocurrió acá con los pobladores que fueron torturados”. Para el dirigente, la decisión se enmarca en la legislación vigente, “donde la tortura no está tipificada, permite que Carabineros pueda torturar impunemente a vecinos, como confirmó el tribunal este lunes”.

La decisión de los Tribunales viene a agudizar las tensiones en la zona, cuando este fin de semana la comunidad criticó las reuniones sostenidas entre el gobierno de Atacama y la empresa.

Al respecto, el intendente, Miguel Vargas, descartó que exista una decisión tomada en la materia y aclaró que será la comunidad la que decidirá en el marco de una mesa público privada.  Sin embargo, esta instancia fue rechazada por los vecinos, tal como confirmó el vocero.

“No podemos negociar, porque ¿qué vamos a negociar? Vamos a negociar un valle sin agua, vamos a negociar el regreso de un foco de contaminación, vamos a negociar el extermino de comunidades que dependen del abastecimiento hídrico de la cuenca del Valle del Huasco, la verdad es que no, no estamos dispuestos a tranzar ni un milímetro y tampoco tenemos la libertad de hacerlo”, afirmó.

Además, acusó que el Gobierno, mandatado por la propia Presidenta, está intentando instalar un diálogo para reabrir la planta. “Esto es extremadamente grave porque ya hay una decisión tomada que debió respetarse”, dijo.

El dirigente sostuvo que esto demuestra “una vez más” el compromiso del gobierno con el empresariado cuando, en el marco de la campaña presidencial, José Guzmán, gerente de la faenadora, afirmó ver “con buenos ojos” un triunfo de Michelle Bachelet. Además recordó que la empresa Caval también le presó servicios a Agrosúper en 2012.

En este escenario, Yahir Rojas sostuvo que “los vecinos están informados y van a estar alerta”, y que siguen trabajando con los movimientos sociales y ambientales del Valle del Huasco.