Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de noviembre de 2019

Escritorio

Primer ministro italiano recibe medalla rectoral de la U. de Chile

Luego de firmar distintos acuerdos bilaterales, la Presidenta Michelle Bachelet y el Presidente del Consejo de Ministros Italia, Matteo Renzi, destacaron las buenas relaciones existentes, así como las similitudes en los procesos de reformas impulsados por ambas naciones. Además, la autoridad italiana recibió la distinción Medalla Rectoral Universidad de Chile de manos del Rector Ennio Vivaldi y ofreció una charla sobre la situación actual de Italia y su futuro.

Paula Correa

  Viernes 23 de octubre 2015 20:43 hrs. 
Renzi

Una agitada agenda tuvo la jornada de este viernes Matteo Renzi, presidente del Consejo de ministros de la República de Italia, en el marco de su primera visita a Chile, primer país que visitó en el marco de su misión a América Latina, acompañado de 90 empresarios italianos y el viceministro de Economía Calos Calenda.

La gira comenzó temprano con una reunión bilateral con la mandataria chilena y la posterior firma de acuerdos de cooperación en lo bancario para apoyo a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), para evitar la doble tributación, y una declaración de cooperación energética con énfasis en las energías renovables entre ambos ministerios del ramo.

En la inauguración del Encuentro Empresarial Chile- Italia, al que también asistieron juntas las autoridades, la Presidenta sostuvo que para Chile es vital desarrollar nuevos sectores que produzcan bienes y servicios con un mayor valor agregado y fomentar la creación de industrias con un alto potencial de crecimiento y un alto potencial de innovación.

“Es cosa de pensar, por ejemplo, el potencia que ofrece el desarrollo de energías renovables”, sostuvo la jefa de Estado, y reconoció que esto fue una parte importante de lo que conversó con el Presidente del Consejo de Ministros italiano.

Además la presidenta afirmó que nuestro país busca modernizar el acuerdo de asociación con la Unión Europea, ante lo que agradecieron el apoyo de Italia. “Estoy convencida que la promoción del diálogo que Italia impulsa en la UE es un modelo para seguir en CELAC, Unasur, Mercosur y la Alianza del Pacífico, entre otros encuentros”, dijo.

Luego, Matteo Renzi se desplazó a la Casa Central de la Universidad de Chile donde recibió la Medalla Rectoral. En la Instancia el Rector, profesor Ennio Vivaldi, instó a trabajar en conjunto también en materia académica: “Nosotros queremos invitar a la comunidad académica italiana a través del Presidente del Consejo, a reforzar las actividades conjuntas. Pensamos que hay una gran oportunidad para establecer vínculos con Italia, hay grandes proyectos de desarrollo para lo sociedad que podemos desarrollar”, sostuvo.

La autoridad italiana agradeció el reconocimiento y afirmó que la Universidad constituye un punto de referencia para comprender los cambios del mundo en medio de un momento de gran transformación en América Latina y Europa.

En ese sentido dio una mirada al viejo continente y criticó la forma en la que algunos de sus líderes están enfrentando desafíos, como el fenómeno de la migración: “Esto no es un debate sobre el número de sirios o de inmigrantes que vienen de Eritrea y que Europa tiene que acoger, sino sobre la idea en sí de Europa, nacida como un gran sueño de paz, pensada como un gran lugar de ideales y hoy día obligada a discutir y debatir de pequeños temas, debido a la falta de visión y la ceguera de una parte de su clase dirigente”, sostuvo.

El presidente del Consejo de Ministros afirmó que pese a las crisis económicas, las crisis humanitarias que generan las olas migratorias, la tensión, el terrorismo incipiente, el fanatismo religioso que asola al menos a tres continentes y la hambruna mundial Europa, América Latina y “el mundo de hoy nos pide un poco más de esperanza”.

Allí puntualizó sobre los desafíos comunes de Italia y Chile, donde, afirmó, se ven casos de falta de transparencia, casos de corrupción que los países están tramando de combatir y que se deben enfrentar para conservar la esperanza también en la población civil.