Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Filsa: Premios Nacionales comentan sus lecturas de infancia

En el marco de la Feria Internacional del libro de Santiago FILSA, este jueves se realizó la última sesión del ciclo de conversaciones con premios nacionales titulado “Las lecturas de mi infancia”.

Victoria Viñals

  Viernes 30 de octubre 2015 13:18 hrs. 





Con la presencia de los premios nacionales María Teresa Ruiz, Gabriel Salazar y Juan Pablo Cárdenas, se dio por terminado el ciclo de conversaciones “Las lecturas de mi infancia”.

Organizado por la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones de la Universidad de Chile, el espacio tenía como objetivo central aportar a la discusión respecto al fomento de la lectura, bajo las claves de la infancia.

Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile, y moderadora del evento, manifestó que “resultan sumamente interesantes los elementos generacionales y de clase que aparecen en estas instancias, y sobre todo las experiencias con la lectura que tienen normalmente varios elementos comunes”.

Algunos de esos elementos fueron la formación en la educación pública de los panelistas y sus primeras lecturas, que incluían el silabario hispanoamericano y las biografías de los santos católicos.

Experiencias comunes

María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias Exactas 2007, expresó que la lectura fue fundamental  para su vida y que su temperamento científico fue alentado por la temprana lectura de un libro con los inventos de Thomas Alva Edison.

Por su parte, el Premio Nacional de Periodismo 2005, Juan Pablo Cárdenas, contó que tanto la influencia de su familia como su experiencia en la educación pública, fueron claves para desarrollar su interés por la lectura. En esa línea compartió con el público que durante su enseñanza media en el Internado Nacional Barros Arana, su profesor de castellano los hacía leer 60 libros por año.

Gabriel Salazar, Premio Nacional de Historia 2006, destacó la importancia de la lectura como un elemento central en la construcción de subjetividades y como un espacio de reflexión que permite “desarrollar el pensamiento autónomo, crítico e imaginar otros mundos posibles”. Además, relató que cuando era niño le frustraba no ver en los libros la realidad que observaba en el barrio donde creció.

Los profesionales debatieron, además, en torno al escenario actual de los libros y la lectura, y analizaron las opciones que ésta tiene en comparación con otros medios, como la radio y la televisión.

Finalmente, destacaron  las múltiples posibilidades que permiten los libros, entre ellas, la de imaginar y de crear otros nuevos mundos posibles.