Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de octubre de 2022

Escritorio

Las dudas que deja la Comisión Bravo sobre el sistema previsional

El sistema de Administración de Fondos de Pensiones se encuentra cuestionado luego que la instancia asesora presidencial no acordara una sola propuesta y se decantara por tres posibles transformaciones: mejorar el actual sistema mediante pilares solidarios, crear un sistema mixto con aportes del Estado y los empleadores o volver al antiguo sistema de reparto.

Carlos Arias

  Domingo 8 de noviembre 2015 9:12 hrs. 
Comision-Bravo_816x544

Compartir en

Más sombras que luces aparecen en la discusión previsional luego del cierre de la Comisión Bravo, instancia que no definió con claridad una propuesta para reemplazar el actual sistema de AFP, cuestionado por lo escuálido de los recursos que entrega y la discriminación que viven las mujeres en el cálculo de las pensiones por el hecho de vivir más.

Una de las principales críticas al actual modelo guarda relación con la gran baja de ingresos que significa jubilarse para los trabajadores, según indicó Luis Mesina, del movimiento No Más AFP. “La misma comisión Bravo señaló que de aquí a 2025, el 60% de las pensiones van a estar por debajo del 20% como tasa de reemplazo. Es decir, en promedio, será un quinto de la renta que los trabajadores reciben en su edad activa”, dijo el dirigente.

Además, Mesina señaló que es impresentable que se continúe con las brechas de género, situación que castiga a las mujeres por vivir más: “Seguir discriminando a partir de la base de cálculo que castiga a las mujeres se entiende solamente en una lógica mercantil, porque en Chile no hay previsión ni seguridad social, entonces se impone la lógica mercantil por sobre consideraciones de carácter humano, que es lo que nosotros reivindicamos”, afirmó.

Por su parte, Ana Bell, consejera nacional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) indicó que es difícil evaluar las 58 medidas concretas propuestas por la Comisión Bravo, pues se realizaron sin considerar los diferentes sistemas, por lo que aparecen descontextualizadas de las decisiones en torno a la continuidad de las AFP.

“La ciudadanía no quiere más AFP. Yo he leído las 58 medidas y la gran pregunta es en qué sistema se encuadran, porque cada uno las votó de acuerdo al sistema por el que votó, entonces algunos de los comisionados las encuadran en el sistema mixto, mientras que otros las contextualizan en la mantención del sistema de AFP”, advirtió.

Reiner Radermacher, representante en Chile de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung, indicó que cada persona es responsable de familiarizarse y contribuir a la discusión sobre el sistema de pensiones, pues se trata de un tema que tarde o temprano afectará a todos: “Parece que es un tema para expertos, porque tiene su complejidad, pero eso tiene su contradicción porque al final del día nos toca a todos nosotros, o sea todos tenemos que ser expertos en la materia”, recalcó.

Otro de los puntos polémicos guarda relación con las grandes ganancias de la industria de AFP y la rentabilidad de los fondos de pensión, pues las administradoras recaudan comisiones desde la cuota y no desde los resultados de su gestión, lo que mantiene al negocio lejos de las vicisitudes de los mercados.

Síguenos en