Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de febrero de 2024


Escritorio

Regionalistas cuestionan retraso de reforma prometida por el Gobierno

Las críticas apuntan al peligro que corre el proyecto para la elección popular de intendentes. Consejeros regionales advierten de la pérdida de facultades en proyecto enviado por el Ejecutivo.

Fernando Seymour D.

  Domingo 8 de noviembre 2015 9:36 hrs. 
Descentralización

Compartir en

Entre abril y octubre de 2014 se mantuvo vigente la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización y el Desarrollo Regional.

Mandatada por el Ejecutivo y presidida por el ex diputado Esteban Valenzuela, su objetivo era aportar nuevas políticas en la materia.

“Llegó la hora de que los problemas se resuelvan en las regiones y no desde una oficina en Santiago”, manifestó la Presidenta Michelle Bachelet al recibir el informe de la Comisión, luego de seis meses de trabajo.

Y junto con plantear que “el centralismo es una traba para el desarrollo”, la Mandataria reconocía que “tenemos la certeza de que son los habitantes de cada región los que tienen que elegir a sus autoridades”, a propósito de la propuesta para la elección popular de los intendentes, lo que implicaría una reforma constitucional, iniciativa que según la propia Michelle Bachelet sería enviada al Congreso antes de fines de 2014.

Ha pasado más de un año desde aquellos anuncios y para muchos el avance ha sido escaso. “El proyecto de reforma constitucional que se encuentra en el Senado lleva reposando diez meses y recién tuvo su primera sesión el miércoles pasado, de manera que ese proyecto hay que acelerarlo. Sin la reforma constitucional no podríamos tener elección de intendentes”. El mensaje del diputado PPD Rodrigo González refleja la preocupación que existe desde distintos ámbitos.

Como presidente de la bancada regionalista de la Cámara, plantea la necesidad de que el Gobierno se comprometa con las grandes reformas de regionalización: “Son aspiraciones que tenemos los regionalistas desde hace más de 20 años, que estamos luchando para que las regiones tengan más poder, más capacidad de decisión, mayores recursos y tengan instancias donde puedan resolver sobre los grandes problemas y aplicar estrategias de desarrollo regional que surjan de nuestras propias regiones”, exige el parlamentario.

“Queremos autoridades regionales empoderadas, electas por los ciudadanos, donde exista mucho control en materia de probidad, pero también con atribuciones reales”, plantea por su parte el presidente de la Asociación Nacional de Consejeros Regionales (Ancore), Marcelo Carrasco.

“Queremos que se vaya empoderando la figura del Consejo Regional en cada una de las regiones de Chile”, agrega.

Como consejero regional de La Araucanía e integrante del amplio referente regionalista que existe en el país, exige que las autoridades regionales no solo sean electas popularmente. También tienen que tener atribuciones. Además, que los presupuestos para las regiones sean más flexibles: “Que las regiones dejen de tener el 10 por ciento de decisión en materia de inversión y que el otro 90 por ciento lo siga manteniendo el gobierno central”. Incluso, propone avanzar en fortalecer los procesos de participación ciudadana.

Un camino, como explica, que ha contado con diversos protagonistas, tanto del ámbito público como privado.

En ese contexto, otro de los legisladores que viene trabajando hace bastante tiempo en el tema es el senador Alejandro Guillier.

Como representante de la región de Antofagasta, su enfoque en la demora de la tramitación de los proyectos descentralizadores coincide con lo ya planteado.

“Los plazos se nos vienen encima. Todavía no tenemos aprobada la ley de elección de los intendentes, mucho menos la delegación de las competencias administrativas, políticas y financieras. Incluso estamos discutiendo el presupuesto nacional donde en muchos aspectos las regiones van perdiendo”, advierte con preocupación.

La Cumbre de las Regiones

El próximo lunes 16 de noviembre se realizará el Primer Encuentro Nacional de las Regiones.

A la cita programada en la sede de Santiago del Congreso Nacional llegarán diversos protagonistas, interesados precisamente en potenciar la descentralización y el desarrollo regional.

Son alrededor de 25 organizaciones de distintos ámbitos que trabajan hace bastante tiempo y que se encontrarán en la llamada “Cumbre de las Regiones”.

Se trata de una convocatoria abierta que se propone entre sus objetivos, además de concretar la elección de los intendentes, promover una ley que entregue recursos a las regiones, así como asegurar todas las facultades y competencias a los gobiernos regionales.

Planteamientos que el grupo de regionalistas le presentará a la Presidenta Michelle Bachelet este lunes, cuando se reúnan en La Moneda, en la antesala de la mencionada Cumbre.

“Es necesario apurar los proyectos de rentas regionales, que le otorgará recursos a las regiones, y el que establece la forma de elección de los intendentes”, detalla el diputado González.

El mismo que cuestiona que “el proyecto de ley que el Ejecutivo envió a la Cámara de Diputados sobre transferencia de competencias y facultades a los gobiernos regionales, disminuye las facultades de los consejeros regionales”.

Un verdadero retroceso, según el legislador, “por lo que le hemos pedido al Ejecutivo que modifique esta medida para lograr una fórmula intermedia que combina los marcos presupuestarios, a través de los cuales el Gobierno quiere que se aprueben los presupuestos de los gobiernos regionales, con la necesidad de que los consejeros regionales también aprueben proyectos”.

Una situación que los regionalistas califican como contradictoria al proceso de descentralización.

“El traspaso de competencias debe ser gradual, de acuerdo a los requerimientos que tenga cada región, mientras que el poder del Estado central en la administración debe ser cada día menor”, propone Marcelo Carrasco, quien si bien insiste en la necesidad de elegir intendentes, no piensa lo mismo para el caso de los gobernadores.

Esto, por considerar que se trata de un cargo que debería ser reemplazado por un delegado provincial. Por ello, respecto del traspaso de competencias, el presidente de Ancore es categórico.

“El proyecto de ley debiera quitar atribuciones a la actual autoridad que es designada en la región y entregársela a la nueva autoridad que será electa por los ciudadanos. Y no como lo indica el proyecto, que les coarta facultades a los consejeros y se las entrega a esta nueva figura que supuestamente se va a elegir popularmente”.

Y agrega: “Hay que fortalecer a los intendentes, entregarles atribuciones, pero de las que tiene el gobierno central y administra la región. No de las que tiene un cuerpo colegiado que ya es electo democráticamente. En esa contradicción nosotros no estamos de acuerdo”.

De hecho, recuerda que para la elección de consejeros regionales votaron muchos más ciudadanos que para elegir diputados.

La urgencia de la reforma descentralizadora

“Este no será otro documento que va a quedar guardado en la gaveta del Presidente”, prometió Michelle Bachelet hace más de un año. Por eso, la firma de un protocolo el próximo 3 de diciembre, que precisamente la incluiya a ella, busca, según el diputado González, “avanzar en la preparación de las regiones para el gran paso de la reforma de la descentralización”.

“El documento que venimos trabajando hace casi dos años -como explica el senador Guillier- se lo vamos a entregar a la Presidenta de la República, y esperamos que firme con nosotros una especie de compromiso para repriorizar la agenda reformadora. Chile se tiene que sustentar en las regiones”.

Esto, a propósito de “El Manifiesto de las Regiones” que debiera emanar del encuentro programado para el lunes 19 en la sede del Congreso en Santiago.

“Queremos invitar al Gobierno a que se sume a esta gran tarea de descentralizar Chile. Ese es el llamado que haremos los consejeros regionales el próximo lunes”, anticipa Carrasco, uno de los integrante de la comisión redactora de los contenidos.

“Nuestro objetivo es que Chile deje de ser un país centralista y se transforme en uno unitario, pero descentralizado”, concluye.

Síguenos en