Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de noviembre de 2019

Escritorio

“Chile Vamos” sigue postergando su consolidación

Diferencias internas han impedido que sea presentado de manera oficial el nuevo referente de centro derecha, Chile Vamos. Si bien sus dirigentes insisten que son problemas propios de la conformación de un movimiento más amplio, algunas figuras ya han expresado públicamente.

Claudio Medrano

  Sábado 14 de noviembre 2015 17:19 hrs. 
A_UNO_582542

No lo reconocen frente al micrófono, pero las tensiones al interior de la naciente coalición de centroderecha, “Chile Vamos”, son patentes. Basta con mencionar que a pesar de tres intentos todavía no se presenta en sociedad la nueva coalición lo que ha provocado críticas en su interior.

La que provocó más revuelo fue la que hizo el ex candidato presidencial de Renovación Nacional Andrés Allamand, quien a través de un video difundido en las redes sociales, afirmó que “no hay convencimiento al interior de la centro derecha para avanzar por un camino nuevo” y puso como ejemplo de buen trabajo, la candidatura argentina de Mauricio Macri.

De todas formas, las declaraciones de Andrés Allamand reflejan una realidad que para muchos dirigentes de la centro derecha es indesmentible, “la centro derecha no termina de reagruparse, no define un relato opositor nítido, ni se transforma en alternativa de Gobierno, hay que decirlo con todas sus letras, no hay convencimiento en los dirigentes de los actuales partidos y movimiento que deben confluir en una plataforma nueva”.

Pero el discurso sigue igual “somos una coalición nueva”, “es normal que existan diferencias”, “tenemos que aprender a convivir”, esas son las tres ideas fuerza que al interior de los partidos expresan para tratar de calmar las tensiones.

Así lo afirma el secretario general del PRI, Eduardo Salas, quien de todas formas destaca los acuerdos que se han logrado, por ejemplo, en el ámbito constitucional. “Es muy fácil que una persona sola avance, pero cuando tiene que hacerlo en conjunto con otros y dentro de una diversidad de partidos, claramente habrá diferencias y, por lo tanto, tenemos que ver en qué estamos de acuerdo y por eso nos felicitamos respecto de lo que hemos logrado en el ámbito constitucional”.

Por su parte, el vicepresidente de la UDI, Javier Macaya, sostiene que deben aprender como coalición los métodos que ha usado la Nueva Mayoría para alcanzar consensos, porque “la idea es tener la capacidad de ocupar los buenos ejemplos que tiene el oficialismo en esta materia que es capaz de agrupar a posiciones tan disimiles como la Democracia Cristiana y el Partido Comunista en pos de un proyecto político común”.

Al interior de “Chile Vamos” hay consenso respecto de cuáles son los aspectos que se necesitan mejorar, así como también de la premura de avanzar con el trabajo para que las críticas y molestia de algunos dirigentes del sector se aplaquen.

Dentro de estas diferencias destacan el mejorar los mecanismos para zanjar las diferencias, por ejemplo, en temas valóricos; comunicar de mejor forma los diálogos entre los integrantes de Chile Vamos y otras coaliciones políticas (como la relación entre la DC y RN).

Pero los puntos más complejos son el resolver el rol que tendrá el ex presidente Sebastián Piñera, cuyo nombre no genera acuerdo al interior de la centro derecha, tampoco el trabajo que tendrá el Consejo Político de Chile Vamos, que chocaría con la labor de las comisiones políticas de RN y la UDI.

Críticas desde el oficialismo

“Con el propósito de contribuir a impulsar con sentido de urgencia y con más determinación la creación y el pleno funcionamiento de ‘Chile Vamos’, proponemos que, en un plazo máximo de 30 días, este referente adopte una nueva estructura”.

Con estas palabras los diputados Javier Macaya, Jaime Bellolio, Nicolás Monckeberg, Diego Paulsen y Marcela Sabat colocaron de manifiesto sus preocupaciones respecto a la consolidación del partido.

Mediante una carta dirigida a los presidentes de la UDI, RN, Evópoli y PRI, los parlamentarios manifestaron su inquietud respecto al funcionamiento y ordenamiento del referente.

“La oposición, más allá de esfuerzos individuales y esporádicos, se encuentra muchas veces ausente o incapaz de reaccionar colectivamente”, detallaron los parlamentarios en el texto.

De esta manera, los diputados indicaron que es necesario instalar una directiva nacional, más un representante de alcaldes, Cores, y concejales de cada partido.

Además, propusieron fusionar las tareas legislativas, de manera tal, que el trabajo de las bancadas se organizado mediante los representantes del partido.

Por último, para la elección municipal, los legisladores plantearon instaurar un comité electoral compuesto por los secretarios generales de las colectividades.