Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de junio de 2024


Escritorio

Economía: Comercio mundial en su peor nivel en 30 años

Alrededor del 50 por ciento del mineral de hierro y cobre producido está destinado a China. Pero la desaceleración de la potencia reduce sus importaciones. En los hechos, la demanda de ese país por el mineral de hierro ha retrocedido a niveles de 2001, cifra similar a lo ocurrido con el cobre. Y como las perspectivas de la economía mundial se han debilitado, tampoco se prevé una recuperación a corto plazo de esos precios.

Roberto Meza

  Lunes 23 de noviembre 2015 11:50 hrs. 
china-hierro

Compartir en

El Baltic Dry Index (BDI), uno de los principales indicadores del transporte marítimo y dato clave para medir la actividad comercial real en las principales economías del mundo, alcanzó la semana pasada un mínimo histórico de 504 puntos en más de 30 años, confirmando el declive del dinamismo económico internacional.

grafico

Como se observa en el gráfico, si bien a mediados de año el indicador pareció repuntar, a contar de la confirmación oficial de la desaceleración china, éste se ha desplomado, ejerciendo fuerza sobre otras variables como tipos de cambio y tasas de interés, en la medida que los agentes económicos parecen ver en él una medida de actividad más realista que la que entregan otros datos de mercado, como la tasa Libor o precios de la materias primas.

Como se sabe, desde mediados de los 80 el comercio mundial creció a tasas del orden del 7 por ciento anual, sistemáticamente por sobre el crecimiento promedio del conjunto de la economía. Sin embargo, a agosto pasado el comercio mundial registra una caída del 13 por ciento anual, hecho que llevó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) a recortar en septiembre su proyección de crecimiento del comercio mundial para 2015 de 3,3 a 2,8 por ciento.

Las proyecciones para el próximo año también se han reducido del 4 a 3,8 por ciento, la peor cifra en dos décadas, período en el cual el comercio mundial crecía anualmente a tasas del 5 por ciento. La caída del Baltic se correlaciona directamente con la baja de demanda por minerales, área donde se observa una caída del precio del cobre a mínimos de seis años, al tiempo que el hierro alcanza su nivel más bajo desde julio.

Alrededor del 50 por ciento del mineral de hierro y cobre producido en el mundo está destinado a China. Pero la desaceleración de la potencia asiática reduce sus importaciones, dada la incertidumbre provocada por la ausencia de nuevas medidas de reactivación interna. En los hechos, la demanda de ese país por el mineral de hierro ha retrocedido a niveles de 2001, cifra similar a lo ocurrido con el cobre. Y como las perspectivas de la economía mundial se han debilitado, tampoco se prevé una recuperación a corto plazo de esos precios, poniendo así un nuevo desafío para las finanzas fiscales de Chile y otras naciones mono-exportadoras emergentes.

En este marco, como es lógico, el dólar ha retomado su tendencia alcista –habrá menos dólares en el mercado- y en las primeras operaciones de la semana se ubicaba en nuevos máximos en 12 años frente al peso chileno, en otra sesión adversa para el metal rojo, el que, a su turno amenaza con romper el piso de los US$ 2 por libra.

En las primeras operaciones del lunes, la divisa estadounidense trepaba hasta $ 717, un alza de casi 7 pesos en relación al cierre del viernes anterior. Según analistas del mercado, con el citado escenario, la cotización del metal rojo podría alcanzar 1,93 dólares la libra en el corto plazo, contra un valor promedio, para efectos presupuestarios, que se ubica en los 2,4 dólares la libra.

Como se sabe, la reducción de valor del commodity es consistente con el alza internacional del dólar, pues encarece su compra por parte de importadores cuya moneda pierde valor ante la divisa. BCI Estudios, por su parte, consignó que la caída en el precio de las materias primas está depreciando las monedas emergentes. Y el efecto no es sólo financiero, sino también real, según muestra el Baltic, razón adicional para que la Reserva Federal de EEUU no eleve las tasas en diciembre, no obstante el anuncio de su presidenta, Janet Yellen.

El índice Baltic Dry (BDI) se compone de indicadores de tres subsistemas que miden diferentes tamaños de buques mercantes y se basa en una encuesta diaria en todo el mundo. El BDI muestra el cambio en los precios de los buques para el transporte de carga seca (carbón, mineral de hierro, cemento, granos, acero, etc) a través de 20 importantes rutas marítimas mundiales. En mayo de 2008 y antes del estallido de la crisis, el Baltic alcanzó su valor máximo de 11.793 puntos. En agosto pasado llegó a su valor anual más alto al tocar los 1.222 puntos. Pero hoy está en unos endebles 504. Mal pronóstico para los próximos meses.

Síguenos en