Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Crisis en Junaeb pone en duda entrega de colaciones escolares

Producto de la investigación por fraude que enfrenta el servicio, las trabajadoras manipuladoras de alimento indicaron que decidirán, durante esta semana, si convocan a un paro nacional.

Abril Becerra

  Miércoles 24 de febrero 2016 17:02 hrs. 





Luego que una auditoría interna de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) decretara que seis empresas proveedoras de alimentos no presentaron los antecedentes requeridos para sus licitaciones, cerca de 20 mil trabajadores agrupados en la Federación Nacional de Manipuladores de Alimento( FENAMA) anunciaron que en los próximos días decidirán si paralizan sus actividades.

El viernes pasado ya se canceló el contrato de la empresa Dipralsa, por ello los trabajadores indicaron sentirse preocupados ante la llegada de otra compañía que podría anular los acuerdos obtenidos durante 2015, tales como mejores remuneraciones y condiciones de trabajo.

“Nosotros como Federación vamos a ir en la defensa plena de todos los derechos ganados para nuestras compañeras, tanto derechos laborales como económicos, las nuevas remuneraciones y las negociaciones colectivas que se habían hecho con las empresas. Vamos a defender eso sobre cualquier trato directo que quiera hacer Junaeb en este minuto”, recalcó Marta Albornoz, presidenta de (FENAMA).

En este contexto, la agrupación de manipuladores de alimento llevará a cabo una serie de reuniones para determinar durante esta semana si paralizan sus actividades. “Esto nos parece sorpresivo, porque hubo tiempo suficiente para el proceso de licitación, tiempo en el que se pudo haber analizado la situación de cada empresa. Ellos podrían haberse percatado antes de las irregularidades que insinúan ocurrieron”, manifestó la dirigenta.

En esta línea, Anita Saravia, presidenta de la Asociación de Funcionarios de Junaeb (AFAEB), señaló que pese a la finalización de contratos de proveedores, Junaeb debe responder, dentro de la legalidad, a las familias que reciben el beneficio.

“Estamos hablando de un número importante de niños, niñas y jóvenes que tienen que empezar con el programa de alimentación. Mientras todo se ajuste a la legalidad, se revise y que cumplan con los requisitos legales, nosotros tenemos que dar una solución a esos niños  y a sus familias, porque es nuestra responsabilidad entregar el servicio, para eso estamos mandatados”.

El llamado de los trabajadores se realiza a días del inicio de clases. Por ello, desde Junaeb notificaron que  para dar solución realizarán un contrato directo con una empresa no involucrada en la investigación. En tanto, desde el Mineduc no quisieron referirse al tema.