Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Parlamentarios y analistas exigen al Estado responder por demandas de movimientos sociales

Educación, salud y medio ambiente son sólo una parte de los sectores desde los que se han levantado voces organizadas. Desde la academia señalan que los esfuerzos de las agrupaciones han fomentado la crítica hacia los actores políticos. Desde el Congreso, en tanto, señalan que es necesario avanzar en una reforma constitucional.

Abril Becerra

  Jueves 3 de marzo 2016 14:03 hrs. 





Este miércoles se produjo una nueva protesta en el Metro. Durante la mañana los usuarios se manifestaron en la estación Las Rejas para rechazar, una vez más, el alza de 20 pesos que situó el valor del boleto como uno de los más caros de Latinoamérica.

Según los expertos, la molestia de los usuarios va más allá del alza. Uno de los factores se relaciona con la manera en la que los ciudadanos se han empoderado en los últimos años. Otro, guarda relación con la pérdida de confianza en las instituciones.

Sin embargo, parlamentarios y analistas coinciden en que los movimientos sociales han deslegitimado a los actores políticos. “La representación que tenemos los chilenos de hoy es muy distinta a la que existía hace unos cinco o diez años. Antes, tanto la clase empresarial como la clase política eran vistas como aquellas que podían dar una solución al desarrollo del país. Hoy, no”, explicó Fernando García Naddaf, cientista político y académico de la Universidad Diego Portales.

Asimismo, el especialista indicó que pese a que ha existido menos movilización que en otros años, el fenómeno se mantiene. Además, señaló que “hoy la gente es muy crítica de las cosas que están pasando, pero su crítica sólo es una crítica de mesa, donde se ríen en familia, en la calle. Los movimientos sociales no han sido capaces de cambiar la vida de la gente, movilizarlos para otro lado”.

El experto también manifestó que “la democracia no solamente es el momento en que se va a votar. Cuando uno se organiza en un partido político o sale a la calle a protestar también está siendo parte de un ejercicio democrático”.

“La democracia tiene que ver con otras formas de participación, con otras formas de expresión racional de los ciudadanos. Todo eso constituye espacios democráticos y el Estado debería tener una responsabilidad ética de escuchar la opinión pública que toma espacios”.

Por su parte, el diputado Iván Fuentes, ex dirigente del sector pesquero artesanal, manifestó que una de las soluciones para abrazar las inquietudes de los movimientos sociales tiene que ver con una reforma a la actual Constitución. “Aquí el Estado tiene mucha responsabilidad. Estamos atrasados en muchas cosas, en el sistema habitacional, por ejemplo. El Estado ha quedado en deuda en muchos ámbitos y ahí tenemos una tarea”.

En ese sentido, el parlamentario indicó que al Congreso deberían ingresar dirigentes sociales u otros actores como médicos y abogados. “Ellos son los que tienen la versión de la comunidad. Entonces, ¿por qué no entra al Congreso un dirigente de una junta de vecinos?”, se cuestionó el propio Fuentes.