Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

“El rapto”: la nueva provocación de Norton Maza

La instalación, que coloca a una mujer encapuchada en el centro de la escena, busca criticar a la sociedad contemporánea. Podrá visitarse desde el 10 de marzo hasta el 8 de mayo en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Abril Becerra

  Miércoles 9 de marzo 2016 18:24 hrs. 
IMG_28492

Durante 2013 el artista nacional, Norton Maza, irrumpió en el Museo de Arte Contemporáneo de Quinta Normal con una particular instalación: en una habitación colocó a un Cristo rodeado por una botella de vino. El cuarto era un caos completo, sillas volcadas, espejos rotos, balas incrustadas en las paredes.

Entonces, la muestra recibió una importante cobertura, producto de lo provocador de la obra. Hoy, el artista llega al Museo Nacional de Bellas Artes para presentar su más reciente instalación: El Rapto.

En este trabajo Maza mezcla elementos contemporáneos y medievales para poner en escena a una mujer encapuchada a punto de lanzar una bomba molotov, vestida con pantalones y polerón de marca. Al cuadro se suman juguetes e imágenes de la sociedad actual, tales como alusiones a Ronald McDonald. Todo esto en medio de un ambiente de caos y oscuridad.

“Me interesaba trabajar el tema de la sociedad contemporánea, la protesta callejera y el tema de los poderes fácticos. También me llamaba la atención esto de presentar en el Museo de Bellas Artes, en el sentido de poder utilizar la pintura más clásica. Entonces, hice esta nave central donde están las nubes  y todo este mundo de caos en 3D”, comenta Norton.

“Hay que pensar que la obra está detenida provisoriamente en el museo y que a la vez está abduciendo a una encapuchada. La está raptando”, agrega.

IMG_28612

IMG_28392

El Rapto comenzó a trabajarse hace cerca de un año y para ello, Norton contó con la ayuda de iluminadores, escenógrafos y carpinteros. Además, el trabajo contó con apoyo de  un Fondart otorgado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

El trabajo de Norton Maza también ha estado influenciado el exilio de sus padres a Europa y  por un período en el que residió en Cuba. En esta línea, el artista explicó que el Arte debería ser considerada como una herramienta de denuncia. “El tema de los Derechos Humanos y de la crítica debería estar presente en todo el Arte, pero no en su contenido literal. No tiene que convertirse en un panfleto. Primero tiene que haber una cosa artística, la magia, la observación”, declaró.

El Rapto podrá visitarse a partir del  jueves 10 de marzo hasta el 8 de mayo en el Museo Nacional de Bellas Artes. La entrada es gratuita.