Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de agosto de 2019

Escritorio

Parlamentarios y financiamiento de partidos: “Se acabaron las grandes campañas”

La Presidenta Michelle Bachelet aprobó el nuevo estatuto para partidos políticos que prohíbe el financiamiento de empresas a las campañas políticas. La normativa elimina los aportes anónimos. Sin embargo, crea la nueva figura de “aportes menores sin publicidad” donde el candidato conocerá el origen del dinero y tendrá la opción de aceptarlos o rechazarlos.

Natalia Figueroa

  Lunes 11 de abril 2016 15:41 hrs. 
Financiamiento de partidos

“Las reglas del juego cambiaron”, expresó la Presidenta Michelle Bachelet con la promulgación de la ley para el Fortalecimiento y Transparencia de la Democracia y la norma que fortalece el Carácter Público y Democrático de los partidos políticos.

Ambas normativas son parte de la Agenda de Probidad y Transparencia impulsada por el Ejecutivo, a cargo de la Comisión Engel, luego de conocerse los escándalos de corrupción y financiamiento ilegal de campañas políticas, como los conocidos casos SQM, Penta y Corpesca.

Desde ahora ninguna empresa podrá financiar campañas electorales y se sancionará con penas de cárcel y pérdida del cargo o del escaño, a quienes infrinjan esta disposición legal.

Asimismo, los partidos tendrán que transparentar sus estatutos y será obligatorio que los integrantes de la directiva realicen una declaración de patrimonio.

Además, se fijó una cuota de género, donde las mujeres deberán tener al menos un 40 por ciento de representación al interior de las colectividades.

La ley fija un financiamiento estatal a los partidos políticos. Los aportes anónimos fueron reemplazados por “aportes menores sin publicidad” que verán disminuidos sus topes, y que, a la vez, el candidato podrá aceptar o rechazar conociendo el origen del dinero.

En ese sentido, la senadora y presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, dijo que los partidos deberán operar con mayor profesionalismo considerando las rendiciones públicas que se efectuarán.

“El secretario general y el administrador general que vamos a tener debe ser remunerado para que tenga dedicación exclusiva a la actividad. Vamos a tener que ser muy transparentes en las rendiciones porque pasamos a ser instituciones de carácter público, entonces, vamos a tener que cambiar nuestra cultura y ser mucho más profesionales”, señaló.

Para el presidente del Partido Comunista, el diputado Guillermo Tellier, la normativa “empareja un poco la cancha” entre las colectividades esperando que finalice con los delitos de financiamiento irregular de campañas electorales.

Mientras que el presidente de la UDI, Hernán Larraín, dijo que no existirán grandes apoyos a las campañas políticas y es deber de los militantes sumar esfuerzos para llegar a mayor electorado.

“No van a haber grandes apoyos económicos para lograr conquistar el apoyo del electorado. Entonces, ahí está el mensaje: trabajar. Se acabaron las grandes campañas con tantas palomas y grandes avisos ahora será un encuentro entre el candidato y el elector”, indicó.

Sobre la elección de las directivas de los partidos, se estableció el mecanismo “un militante, un voto”. Además, el Servicio Electoral, Servel, participará como ministro de fe en las elecciones internas.

El Consejo Asesor Presidencial para la Transparencia estará encargado de que se cumplan las disposiciones aprobadas en la ley. El economista y ex presidente de esta instancia Eduardo Engel indicó que el consejo evaluó con 5.3 la calidad de las normativas que se aprobaron y que integraron, a su juicio, la mayor parte de las recomendaciones que hicieron desde esta instancia.

Además, agregó que las campañas serán más breves y los ciudadanos podrán denunciar cuando se instale propaganda en lugares prohibidos.

Para que los partidos puedan acceder al financiamiento estatal de las campañas, deberán reinscribir a todos sus militantes en un plazo máximo de 12 meses luego de promulgada la ley.