Diario y Radio U Chile

Año XII, 21 de enero de 2020

Escritorio MENÚ

Pacientes con diabetes tipo 1 exigen financiamiento de terapia con bomba de insulina

El dispositivo tiene un costo de hasta $5.500.000, con un gasto mensual de $350.000 en insumos. En Chile más de 14 mil personas tienen la enfermedad, de éstas 4.500 son niños.

Diario Uchile

  Domingo 5 de junio 2016 10:26 hrs. 

Más de 350 pacientes con diabetes tipo 1, agrupados en la campaña #bombadeinsulinaalAUGE,  realizaron este sábado una marcha hasta el Palacio de La Moneda para pedir al gobierno el financiamiento de la terapia con Bomba de Insulina.

Niños y adultos con la enfermedad entregaron simbólicamente una carta a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, explicándole que deben someterse al tratamiento básico que consiste en múltiples inyecciones de insulina diarias, incluso más de 150 al mes. Si accedieran a la terapia con bomba de insulina esa cantidad se reduciría a 10.

En Chile, más de 14.000 personas tienen diabetes tipo 1, de éstas 4.500 son niños.

La carta fue acompañada por los dos proyectos de resolución aprobados por unanimidad en la Cámara de Diputados que solicitan el financiamiento de ésta terapia a la Presidenta de la República.

La agrupación #bombadeinsulinaalAUGE realiza una intensa campaña a través de las Redes Sociales pidiendo que se financie la terapia debido a su alto costo, que alcanza un valor hasta 5.500.000 millones de pesos y mensualmente entre los 200.000 y 500 mil pesos, en insumos.

“Este tratamiento permite mejorar la calidad de vida de quienes padecemos la enfermedad, pero acceder a él es un gasto enorme para un particular debido a su alto costo”,   afirmó Hermes Gamonal, ex tenista nacional y líder de la campaña.

Agregó que “realizamos esta marcha en un momento clave debido a que el Ministerio de Salud ha informado que analiza la posibilidad de financiamiento a través del segundo decreto de la Ley Ricarte Soto, el que debe estar listo este 30 de junio”.

 

Luthien Pimentel, de 11 años de edad, viajó dese Copiapó para participar en la marcha. Tenimesista Campeona regional y municipal, relató “la Bomba de Insulina me permitiría entrenar más tranquila, porque cuando entreno me tengo que medir antes, durante y después de cada entrenamiento, para ver si tengo hipoglicemia o hiper y eso es muy perjudicial para mi rendimiento. Pierdo entrenamiento, pierdo tiempo, en cambio si tuviera la Bomba de Insulina yo seguiría de corrido entrenando, no haría lo que tengo que hacer ahora. Yo me pincho 15 veces al día, cada dos horas. Tengo que cuidar mi alimentación, debo contar los carbohidratos. Tengo que aprender cuánto tiene una taza de arroz o de puré”.

En términos simples la bomba de insulina con monitoreo continuo facilita la administración de las dosis de insulina de acuerdo al requerimiento de cada paciente, entregándole cantidades más exactas, permitiendo ajustes sin dificultad y generando  un mayor  control en el tratamiento.

Permite reducir de 150 a 10 la cantidad de inyecciones mensuales; otorga un mejor control glicémico, lo que  disminuye el riesgo de la aparición de complicaciones graves que genera una diabetes mal controlada a largo plazo, como son ceguera, amputaciones y diálisis; así como también disminuir la ocurrencia de la complicación aguda más frecuente de la diabetes tipo 1, la hipoglicemia, reduciendo en un 95% las posibilidades de sufrir hipoglicemias severas.

 La campaña #bombadeinsulinaalAUGE cuenta con el apoyo del Colegio Médico y la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED).