Diario y Radio U Chile

Escritorio

El impacto del Brexit en América Latina

Este jueves, los británicos decidirán si siguen o no en la Unión Europea. ¿Qué impacto tendría su salida de la comunidad para América Latina?

RFI

  Jueves 23 de junio 2016 11:17 hrs. 
brexit

La Unión Europea mantiene pactos comerciales con 26 países de América Latina y el Caribe, lo que la convierte en el socio fuera de lo regional con la mayor red de convenios de comercio en la región, seguida por Estados Unidos.

A través de su adhesión a la UE, Gran Bretaña tiene acuerdos de libre comercio con México, Chile, Colombia y Perú, así como acuerdos de asociación económica con 15 países del Caribe, acuerdos producto de varias décadas de negociaciones.

Laurence Blair, analista e investigadora del think tank Unidad de Inteligencia Económica y especialista en América Latina, teme que en caso de un eventual Brexit, las relaciones comerciales entre la región latinoamericana y Gran Bretaña se queden sin ningún piso.

Vendría entonces un proceso de dos años de renegociación de las relaciones entre Gran Bretaña y la Unión Europea y, solo después, los británicos se ocuparían de las relaciones con América Latina. Eso puede tomar hasta diez años, explica Blair.

Anguila, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Montserrat, Islas Turcas y Caicos son los cinco territorios de ultramar del Reino Unido y de él depende su relación con la UE. La salida de Gran Bretaña, sin duda, tendría efectos perturbadores en estas relaciones.

Pero también hay Estados soberanos e independientes en el Caribe cuyo principal mercado de exportación en la Unión Europea es Gran Bretaña. Su salida de la UE implicaría que los acuerdos con países no miembros de la UE dejan de tener vigencia.

Tal es el caso de República Dominicana. Federico Cuello, embajador de República Dominicana en Londres, advierte que el escenario se dibuja desolador pues los acuerdos comerciales del país caribeño con Gran Bretaña serían regulados por la Organización Mundial del Comercio (OMC), cuyos aranceles son más elevados y, en consecuencia, las exportaciones a Reino Unido se encarecerían en detrimento de los exportadores dominicanos de banano, cigarros y cacao, quienes mayoritariamente trabajan agrupados en cooperativas, explica el diplomático.

Si el Reino Unido se convierte en el primer país en divorciarse de la UE, el bloque comunitario entrará en la dimensión desconocida. E incluso si los británicos decidieran permanecer en el bloque, el statu quo no sería una opción viable. Los temas de la campaña británica del referendo son similares a los que preocupan a buena parte de la población de un Viejo Continente: economía, soberanía e inmigración.

“Sería insensato ignorar una señal de alarma como la del referéndum británico”, advirtió el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, esta semana. Para Tusk, supondría no sólo “la destrucción de la UE sino también de la civilización política occidental”.