Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Obra busca financiamiento para participar de festival en Egipto

La obra Búnker de la compañía de teatro experimental Cuerpolímite fue seleccionada para participar en el Festival Cifcet en El Cairo, Egipto. Pese a la trascendencia del Festival Internacional y a que son la única compañía chilena que ha quedado en la selección del evento, los miembros de la compañía no han podido conseguir que ninguna institución, pública o privada, los ayude a financiar el viaje.

Victoria Vinals

  Domingo 21 de agosto 2016 10:08 hrs. 
teatro


Imagine que una familia se encierra en un búnker en un intento por escapar del mundo y del sistema, por considerarlo prohibitivo e insoportable. Se encierran con la intención de crear un mundo bajo sus propias reglas. Con el pasar de los días se dan cuenta de que pese al encierro, todo lo que hacen es reproducir las lógicas de las que querían escapar, apareciendo los elementos más intrínsecamente humanos.

Imagine que la historia de la vida de esta familia, se desarrolla en un lugar indefinido, que podría ser un lugar en Europa durante la Segunda Guerra Mundial o bien podría tratarse de Chile en la actualidad.

Imagine, por último, que todo esto ocurre sin texto de por medio, mediante las acciones más cotidianas como poner la mesa, leer el diario o lavarse los dientes, con música de fondo y gestos y cuerpos en escena.

Así es la obra Búnker de la Compañía de Teatro Cuerpolímite. Paula Hoffman, actriz del montaje explicó lo que caracteriza el teatro físico: “Lo entretenido del Teatro Físico es que no hay momento de análisis mientras el espectador esta viendo esta obra. Está pasando en diferentes niveles de la percepción: altera la visión, el oído y gran parte de los sentidos. La adrenalina que se produce en la escena también supone otro tipo de percepción. No hay un momento de razonar con respecto a nada más que lo visual y la sensación que generamos nosotros como actores en escena”.

Chilenos en Egipto

Búnker no sólo ha destacado por el impacto del montaje y por las características del tema que propone, sino que además porque fue seleccionada para participar en el Festival Internacional de Teatro Contemporáneo y Experimental (Cifcet) en El Cairo, Egipto.

El festival que se realizará desde el 20 de septiembre al 1 de octubre, es uno de los festivales de teatro experimental más importantes del mundo. En este sentido, Cuerpolímite es la primera compañía chilena en participar de esta instancia, que cuenta con más de 20 versiones en sus 28 años de trayectoria.

La presencia de trabajos latinoamericanos no supera el 5 por ciento de la programación en todas las versiones anteriores del festival, lo cual sitúa a Búnker no sólo como representante del teatro chileno, sino también como representante de los lenguajes contemporáneos y experimentales latinoamericanos.

El asunto del financiamiento

Pese a las buenas noticias que representa para Chile el montaje de Búnker, la obra ha encontrado una engorrosa dificultad: si bien la organización del festival los invitó incluyendo los gastos estadía y alimentación durante los 10 días que se realizará,  es la propia compañía de teatro quien tiene que financiar los pasajes aéreos del equipo, con costos que alcanzan los 15 millones de pesos.

Para estos efectos, Cuerpolímite ha buscado financiamiento a través de variados organismos y plataformas, como los fondos concursables de Ventanilla Abierta, Fondart, a través de la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la embajada de Egipto en Chile. Si bien todas estas instituciones patrocinan el proyecto, ninguna ha podido asegurar su financiamiento.

“El medio es muy competitivo, porque no hay fondos para la cantidad de proyectos que todos los años nacen, lo que se agudiza porque acá el apoyo de privados es muy poco, sobre todo para compañías jóvenes y emergentes. También está el problema del Fondart que es una lotería, porque es armar el proyecto completo y si es que no te salen esos fondos es difícil realizar ese mismo proyecto con cómo lo has contemplado en términos de presupuesto”, explica Valentina Videla, productora de la obra.

La falta de apoyo estatal para este y otro tipo de iniciativas culturales, ha generado que en nuestro país cada vez más artistas recurran a la ayuda del financiamiento colectivo para desarrollar sus proyectos. El caso de Búnker también ha sido uno de ellos, donde el equipo ha recurrido a la plataforma idea.me para financiar su viaje.

“Creemos que el financiamiento compartido es una buena plataforma porque en el fondo representa un interés personal por el proyecto. Hicimos un vídeo contándole un poco a la gente que no nos han funcionado los otros mecanismos de funcionamiento y que esperamos que nos puedan apoyar. Tenemos patrocinio de entidades muy importantes y creemos que esto nos puede complementar de gran manera”, acota Valentina Videla.

Además, la Compañía de Teatro Cuerpolímite está organizando una fiesta con el objetivo de reunir fondos para el viaje.

Si bien resulta positiva la utilización de financiamiento compartidos para esta y otro tipo de iniciativas, urge que el apoyo estatal a iniciativas de vanguardia, como Búnker, tengan mayor cobertura y espacios y que sobre todo, dejen de restringirse casi exclusivamente al apoyo del Fondart.