Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Diputados demandan trabajo prelegislativo para presupuesto 2017

En los próximos meses comenzará el debate de la Ley de Presupuesto, enmarcada en el contexto en el cual el gobierno ha promovido la idea de un menor gasto público, producto de la desaceleración económica y la baja de los ingresos del cobre entre otras cosas. Parlamentarios oficialistas piden una discusión prelegislativa antes de que se presente el proyecto, y proponen alternativas para poder abarcar temas de interés ciudadano, como educación, salud y pensiones.

Claudio Garrido

  Miércoles 24 de agosto 2016 18:30 hrs. 





Ante la proximidad de la discusión acerca de la ley de presupuesto del año 2017, el gobierno ha sostenido la idea de reducir el gasto fiscal, sin considerar reducción de impuestos o aumento de la inversión.

La política de austeridad promovida por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, se instala en perspectiva con las demandas ciudadanas tanto históricas como recientes, frente a una discusión que se complejiza por los bajos ingresos que ha tenido el país, y las presiones que suponen organizar el gasto público en un año electoral.

Mientras que los parlamentarios de la Nueva Mayoría han alegado por el hermetismo con el que Hacienda se encuentra desarrollando el texto que someterá a discusión, las dudas también apuntan a cómo se abordarán los requerimientos que ha puesto sobre la mesa la ciudadanía.

El diputado y miembro de la Comisión de Hacienda Pablo Lorenzini (DC) se refirió acerca de las expectativas que tiene acerca de este debate, apelando a que el gobierno considere el trabajo preparlamentario.

“Espero que el Ejecutivo, en este caso el Ministerio de Hacienda, realice un trabajo prelegistativo con los parlamentarios, a efectos de justamente de expresar nuestras opiniones, respecto a un presupuesto que si no es así, se nos va a presentar ya a fines de septiembre, vendrá hecho con muy pocas posibilidades de cambio, y vamos a tener un debate en octubre o noviembre muy pesado y complejo, porque en algunas cosas, obviamente, muchos de nosotros no obedecemos ni órdenes de partidos, ni de grupos, ni nada” expresó el parlamentario por la región del Maule.

Lorenzini se refirió además, que es necesario saber los presupuestos promedio para poder analizar en profundidad cada tema relacionado con las demandas actuales. Apeló a revisar el uso de los dineros y realizar auditorías internas para revisar el cumplimiento de los objetivos de los programas a los que se les asignan recursos, con el fin de liberar recursos en los casos que no se verifique un uso efectivo de ellos en el cumplimiento de estos planes.

Por su parte, el diputado Daniel Núñez (PC) indicó cuáles son las ideas base que se están promoviendo para poder articular el erario público del próximo año, sobre todo en el difícil momento de Codelco, debido a la importancia de los ingresos derivados del cobre en materia presupuestaria.

“Para nosotros nos parece fundamental afirmar y consolidar a Codelco. El presupuesto público depende de los ingresos de Codelco y no podemos darnos el lujo de que esta empresa viva una situación económica complicada o no pueda seguir creciendo, pues no tiene recursos para inversión. Y en segundo lugar, la prioridad número uno la tiene puesta la creación de empleos porque evidentemente los sectores más vulnerables son los que tienen empleos mal calificados y es donde la cesantía que está emergiendo en algunas regiones está golpeando duramente”, indicó el diputado Núñez.

Las reformas que respondan a las demandas por el cambio del sistema de pensiones, la gratuidad en la educación y mejoramiento del sistema público de salud merecerían precisamente un aumento del aporte fiscal.

Sin embargo, desde la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss) indican que el ajuste presupuestario no debería afectar los compromisos que ha asumido el gobierno, sobre todo en materias de salud y educación.

El vicepresidente nacional de la Fenpruss, Yamil Asenie, ahondó en esta idea, indicando que el principal problema en Salud es la falta de recursos humanos, que ha redundado en las largas esperas en los hospitales.

“Esperamos que el Gobierno cumpla con lo que ha dicho, que efectivamente hay un apriete de cinturón con respecto a los pocos recursos que hay, pero que ni salud, ni educación se iban a tocar. Entendemos la situación económica que está viviendo el país, pero la salud, en especial, no ha recibido tampoco en los buenos tiempos lo que se necesita para tener una salud de calidad acorde a lo que ha ido creciendo el país”, dijo Yamil Asenie.

Respecto a la situación presupuestaria de las Fuerzas Armadas, que reciben el dos por ciento del producto interno bruto del país, se ha planteado históricamente desde diversos sectores la idea de reasignar los recursos a otras áreas. Una idea que el diputado Daniel Nuñez estima como “viable”

“Entendemos que el 10 por ciento de las ventas de Codelco que van a las Fuerzas Armadas, particularmente a un fondo de compra de armamentos, se han cumplido todas las normas, las necesidades que habían fijado las Fuerzas Armadas y que hoy día, en la práctica, se están acumulando recursos. Así que nos parece que es posible redestinar recursos que van al gasto militar y que hoy pasen derechamente a cubrir demandas sociales muy sentidas”, señaló el parlamentario.

Incluso, la bancada del Partido Comunista ha planteado la posibilidad de acudir a los Fondos Soberanos de la Nación para promover la creación de empleo, y el aumento de la inversión en infraestructura, vivienda, equipamiento comunitario y obras públicas; idea que se desmarca de la política de austeridad que promueve el gobierno. Ocupar Fondos Soberanos que son “de todos los chilenos” y aprovechar “las bajas tasas de interés” para invertir, es un elemento que también agrega Pablo Lorenzini, en términos de mirar cómo configurar el próximo erario fiscal.