Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de agosto de 2019

Escritorio

Nieto de Salvador Allende: “La muerte de mi abuelo dejó un vacío de liderazgo”

El médico Pablo Sepúlveda Allende concedió una entrevista a la cadena de televisión internacional Telesur donde abordó la figura de su abuelo, Salvador Allende y la actualidad nacional. “Por intereses políticos, la Constitución de Chile sigue siendo la de Pinochet”, afirmó.

Claudio Medrano

  Martes 13 de septiembre 2016 12:50 hrs. 
pablo-sepulveda

En conversación con la cadena de noticias internacional, Telesur, el nieto de Salvador Allende, Pablo Sepúlveda Allende criticó a la clase político chilena y afirmó que “no ha habido voluntad de cambiar la Constitución de Augusto Pinochet”.

A juicio del médico, “El neoliberalismo llegó a la conclusión de que los derechos son mercancía” y agregó que dicha situación ha motivado a la ciudadanía a salir a las calles y movilizarse”.

Sepúlveda Allende señaló que “la ciudadanía está despertado de la pesadilla neoliberal” y que “las movilizaciones son las más importantes desde la dictadura”.

En esa línea añadió que pese a lo anterior, “falta más unidad por parte de la izquierda” y recalcó que “la muerte de mi abuelo dejó un vacío de liderazgo en el país”.

Pablo Sepúlveda criticó además a su tía, la presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, de quien dijo “encabeza una colectividad que se alejó de un proceso revolucionario que un momento dado apoyó”.

Al mismo tiempo recordó que si Isabel Allende, presidenta del PS, se postulara para ocupar el cargo de mandataria del país, él votaría por programas de cambio, más que por personas.

Además Sepúlveda se refirió al apoyo que su tía y otras figuras del oficialismo entregaron al opositor del gobierno de Nicolás Maduro, Leopoldo López y reconoció que en Chile existe un desconocimiento de quién es realmente el opositor venezolano, recordando que “el personaje hizo un llamado a derrocar a un gobierno legítimo, llamando a la violencia social”.

En esa línea criticó en particular a su tía reconociendo que se sintió “indignado” cuando supo del apoyo que entregó al líder de la oposición venezolana.

El nieto de Salvador Allende recordó cómo López conspiró haciendo llamados que desembocaron en las conocidas güarimbas o protestas callejeras de barricadas que le costaron la vida de 43 personas entre ellas una chilena.

Asimismo advirtió que “al igual que Venezuela, Chile estuvo expuesta a ataques desestabilizadores por parte de los Estados Unidos, la guerra económica, la escasez, las colas, la falta de medicina, paros. Han aplicado las mismas estrategias tanto en Venezuela como en Chile”.