Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de octubre de 2019

Escritorio

Jacqueline van Rysselberghe: “Me siento orgullosa de tener el apoyo de Jovino Novoa”

Desde Chile Vamos valoraron la elección de la senadora por el Bíobío para encabezar la directiva de la UDI, así como la continuidad que la parlamentaria puede dar a la gestión de Hernán Larraín. Desde Amplitud, la senadora Lily Pérez criticó el escaso número de votantes en el proceso en el que resultó ganadora Jacqueline van Rysselberghe.

Rodrigo Fuentes

  Lunes 12 de diciembre 2016 20:58 hrs. 
Jacqueline Van Rysselberghe
Senadora UDI

“Decir que soy una marioneta de los poderes fácticos es una falta de respeto”. Así respondió la recién electa presidenta de la Unión Demócrata Independiente, Jacqueline van Rysselberghe, a los cuestionamientos sobre la falta de renovación de ideas al interior de la colectividad.

La senadora por la Región del Bíobío fue blanco de críticas por parte de sus propios compañeros de partido debido a su cercanía e influencia con el grupo histórico de dirigentes más conservadores, conocido como los “coroneles”.

De esta manera, refutó las opiniones respecto a que su candidatura naciera bajo la sombra del continuismo de Jovino Novoa y Juan Antonio Coloma.

“Yo me siento muy orgullosa de contar con el apoyo y con la amistad de ellos, pero tratar de reducir eso a decir que yo soy una especie de marioneta, es no conocerme y creo que hay un cierto dejo de descalificación”, subrayó.

Sobre el tema, en Renovación Nacional descartaron que la nueva dirigenta de la UDI vaya a traer complicaciones en sus relaciones con los demás partidos que componen Chile Vamos.

El secretario general de RN, Mario Desbordes, descartó que posibles diferencias ideológicas puedan entorpecer la tarea y unidad del bloque opositor.

“Las instituciones tienen continuidad, las instituciones son impersonales y si asume Jacqueline van Rysselberghe, yo aseguro que la UDI tiene continuidad y eso es lo importante. Hernán Larraín no ha hecho una conducción personalista, la mayoría de los acuerdos que hemos adoptado se han hecho en conjunto con nuestros parlamentarios y dirigentes, por lo tanto no debería haber grandes cambios en la forma como Chile Vamos ha estado conduciendo este proceso”.

Una visión más crítica expresó la presidenta de Amplitud, Lily Pérez, quien ahondó en las diferencias que tiene su partido con el grupo más conservador de la UDI, que integra la recién electa presidenta.

La senadora se refirió igualmente a la crisis que atraviesan los llamados partidos grandes y tradicionales, al constatar la cantidad de votantes que participó en las elecciones de la colectividad opositora.

“Respetamos la autonomía de los dirigentes y bases de los demás partidos, pero está claro que las nuevas cifras de las elecciones internas transparentan la real situación de los partidos políticos más antiguos y tradicionales. Decían que tenían sobre los cien mil militantes y en las últimas elecciones se constató que votó muy poca militancia, lo cual representa que los partidos tradicionales van absolutamente de baja”, recalcó.

Cuestionada por su liderazgo cuando ofició como intendenta de la Región del Bíobío durante el Gobierno de Sebastián Piñera, Jacqueline van Rysselberghe enfrenta el desafío de intentar dar un nuevo aire a la UDI, colectividad fuertemente dañada por sus vínculos con el financiamiento ilegal de la política a través del Grupo Penta, cuyos dueños también eran importantes militantes de esa organización fundada por Jaime Guzmán.

Y si bien varios de sus dirigentes enfrentan procesos judiciales por el pago de coimas y la entrega de boletas falsas, su tarea será colocarlos como el referente que mantiene los valores implantados durante la dictadura militar impidiendo por ejemplo modificaciones a la Constitución Política, además de otros temas como en el educacional donde ya han librado batallas bloqueando cambios de fondo al sistema educativo llevando los proyectos del Gobierno al Tribunal Constitucional.