Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

El último golpe de Juan Pablo Cárdenas a la casta política de Chile

En su más reciente libro, "El descalabro de nuestra política", el Premio Nacional de Periodismo 2005 aborda la violencia ejercida por el Estado, la necesidad de una reforma educacional, el fundamental cambio al sistema de pensiones y la urgencia de una nueva Constitución, entre otros temas.

Victoria Viñals

  Miércoles 14 de diciembre 2016 1:29 hrs. 
cardenas


“Chile es una panacea a juicio de quienes nos gobiernan, que quieren hacernos creer el cuento de que vivimos en el paraíso, cuando en realidad los periodistas que observamos estamos dando testimonio todos los días de lo mal, de lo afligida, de lo violenta, de lo convulsionada que está nuestra sociedad”, señaló Juan Pablo Cárdenas este martes en el lanzamiento de su ultimo libro El descalabro de nuestra política.

El libro de Ediciones Radio Universidad de Chile tiene dos partes. La primera se trata de una recopilación de columnas de opinión publicadas en nuestro Diario Electrónico, en la Revista Punto Final y en el Clarín. La segunda parte, es una selección de comentarios políticos emitidos diariamente por Radio Universidad de Chile.

En todos los textos queda en evidencia la aguda mirada del autor, quien analiza y comenta sin tapujos el acontecer nacional. La corrupción de la política, el desencanto de la población y la falta de credibilidad de las autoridades e instituciones, son algunos de los temas abordados.

Presentado por el vocero del Movimiento No+AFP, Luis Mesina, y por la decana de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Central, Juanita Rojas, El descalabro de la política incluye un  prólogo del autor, que asegura tener la convicción de que todo se está derrumbando.

“La economía, el ordenamiento institucional heredado de Pinochet, la credibilidad en los partidos y hasta de las iglesias. Incluso la confianza  y esperanza en esa democracia tan prometida como traicionada”, puede leerse en el texto.

En este sentido, el Luis Mesina destacó la necesidad de construir nuevos órdenes de significados que permitan recuperar las palabras usurpadas por la clase política.

“Creo que es fundamental que generemos en el levantamiento de este movimiento social que se ha instalado este año, especialmente No+AFP y otros movimientos que están empezando a surgir, una forma de relacionarnos con la comunidad, con la ciudadanía, con el pueblo, de manera mucho más directa. Esto supone dejar de lado los eufemismos, dejar de lado esa práctica espuria que recurre con demasiada frecuencia al circunloquio para ocultar toda propuesta que realmente necesitan difundir”.

El vocero de No+AFP elogió el libro y particularmente se detuvo en lo que calificó como una de las principales virtudes de Cárdenas: decir las cosas por su nombre.

“Creo que es necesario que en esta construcción, en esta nueva propuesta seamos claros: al pan, pan y al vino, vino. Dejar los eufemismos de lado. Creo que en ese sentido Juan Pablo es claro y reivindica ese lenguaje del que yo mismo me hago parte. Nosotros hemos dicho que queremos colapsar las AFP y que queremos que quiebren. Eso es el lenguaje sencillo, simple, que la gente entiende. No queremos más abusos y si las AFP tienen que quebrar para que podamos alcanzar seguridad social, bienvenido pues”.

Un sistema que se derrumba

Juanita Rojas manifestó que El descalabro de nuestra política, es un título que se queda un tanto corto para las ideas expresadas por Cárdenas y que explican cómo, en definitiva, no es la política sino el sistema completo el que está a punto de derrumbarse.

“No es la política, es todo este sistema institucional el que está puesto en entredicho en estos textos. Son textos que no son antojadizos, que al autor simplemente se le ocurrieron. Dan cuenta de una serie de sucesos que han ocurrido este año. Cuándo uno termina de leer se da cuenta con horror de que la memoria es frágil. En ese sentido, creo que es importante este libro porque nos recuerda cómo nos podemos olvidar de todos estos sucesos que dan cuenta de un deterioro profundo de nuestro sistema institucional”, afirmó.

En ese sentido, la periodista reconoció que el texto la hizo reflexionar sobre el rol que tenemos como ciudadanos “porque de alguna manera, por acción u omisión, hemos permitido que todo esto ocurra y lo más grave es que seguimos permitiéndolo. Cuando miramos el último proceso electoral, nos encontramos con que muchos se quedaron en la casa”, apunta.

El Premio Nacional de Periodismo 2005 se refirió brevemente a las luchas libradas por el equipo de la Revista Análisis (de la que fuera director), para dejar en claro que más allá de las luchas de ayer, resulta urgente ocuparse de los conflictos que hoy día aquejan a las personas.

Denunciar a la casta política que ha corrompido prácticamente todas las instituciones durante los últimos 26 años de postdictadura, resulta en este sentido, un ejercicio necesario y urgente.

Finalmente, el también académico de la Universidad de Chile, pronunció sentidas palabras, no sólo respecto al libro, sino que a propósito de la labor que le corresponde al periodismo hoy.

“De todo lo que escribí del año 73 hasta la fecha no tengo nada de que arrepentirme. Está todo dicho. Están las revistas, los libros, los comentarios radiales, las columnas de opinión. Estoy abrazado a esta hermosa profesión para asumir un papel: el de un periodismo que incentivara la conciencia humana, a la formación de conciencia humana. La única misión que tenemos los seres humanos en la tierra es comprender el mundo y transformarlo, doble tarea para un periodista que quiere que las transformaciones que observamos en nuestro país  surjan de las personas honestas, de los chilenos humildes, de los chilenos discriminados, de las organizaciones sociales”, concluyó.