Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 17 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Víctimas de la Dictadura: “Se está intentando crear las condiciones para favorecer la impunidad”

Diez condenados por crímenes cometidos en Dictadura pidieron perdón por sus actos, en una ceremonia celebrada en el penal Punta Peuco. Un acto rechazado por organizaciones de DD.HH. quienes se manifestaron a la salida de este recinto afirmando que los violadores y torturadores no pueden contar con ningún tipo de beneficio carcelario.

Natalia Figueroa

  Viernes 23 de diciembre 2016 15:04 hrs. 
perdon-punta-peuco

Alrededor de las once de esta mañana se inició el acto ecuménico en el recinto penitenciario Punta Peuco donde diez condenados por delitos de lesa humanidad pidieron perdón por los crímenes que cometieron durante la Dictadura.

Se trata de Raúl Iturriaga, Claudio Salazar, Carlos Herrera, Basclay Zapata, Enrique Ruiz, Pedro Hormazábal, Marcelo Castro, Manuel Carevic, Miguel Estay y José Zara.

Al retirarse del penal, los sacerdotes Fernando Montes y Mariano Puga reconocieron que estaban muy conmovidos y que “Dios salva las almas de estas personas que han pedido perdón”.

El ex capellán evangélico de La Moneda, Alfred Cooper, dijo que esta era una verdadera reconversión y “lo que aquí ha sucedido es un nuevo comienzo, pero donde también es necesario reparar el daño causado con un aporte a la justicia”. En este sentido, el sacerdote Montes descartó que se hayan solicitado rebajas en las condenas.

Recordemos que son asesinatos, secuestros calificados, apremios ilegítimos, violación y torturas algunos de los delitos en los que participaron estos condenados que apelan a obtener beneficios carcelarios por encontrarse con problemas de salud.

Paralelo al inicio de esta ceremonia, integrantes de organizaciones de Derechos Humanos se manifestaron a las afueras del penal levantando carteles con mensajes como “Soldado violador no creo en tu arrepentimiento”, “¿Qué justicia, matar y encarcelar niños?”.

De esta manera, los cuestionamientos apuntan a las implicancias que esta petición de perdón tiene desde el punto de vista de los condenados: si sólo se trata de un gesto simbólico o si efectivamente estará acompañado de la entrega de información relevante para la resolución de casos pendientes en esta materia.

Para el abogado del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Gabriel Aguirre, esto sólo tiene un fin simbólico motivado por la coyuntura y que de no traducirse en la entrega de información para el desarrollo de las causas no tiene relevancia.

“No han colaborado nunca con la investigación y tampoco han demostrado arrepentimiento en las declaraciones, que es donde se tiene que valorar la actitud de estas personas. Deberían acercarse a algún ministro y entregar información si realmente quisieran colaborar”.

En tanto, la posibilidad de otorgar beneficios carcelarios a quienes se encuentren con enfermedades terminales será también uno de los temas que tratará el comité político de este lunes en La Moneda.

Esto ha sido reiteradamente rechazado por las agrupaciones de derechos humanos quienes afirmaron dudar que este acto sea genuino y que implique un arrepentimiento verdadero, y que solamente se trata de una campaña para obtener beneficios, señalaron.

“Repudiamos que el Gobierno y los actores involucrados en esta maniobra orquestada continúen haciendo oídos sordos a las exigencias de las organizaciones de Derechos Humanos y del pueblo, y se mantenga el afán de crear las condiciones políticas para lograr que se legisle en favor de la impunidad”, señalaron durante la manifestación que realizaron también a las afueras del Palacio de La Moneda.

La ceremonia en Punta Peuco  finalizó cerca de las13:00 horas y contó con la participación de más de 120 personas según detallaron los sacerdotes a la salida.  Se espera que alguno de los familiares lea un comunicado que explique la versión oficial de lo que ocurrió al interior de recinto y cuáles fueron las palabras de los diez condenados.

Subsecretaría de DDHH: “Como Gobierno vamos a seguir avanzando en verdad, justicia y reparación”

La subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries, se refirió a la ceremonia litúrgica llevada a cabo en el penal de Punta Peuco, e hizo énfasis en que el acto de pedir perdón “es individual y personal, que depende de quien lo ofrece y quien lo recibe”, no obstante aseguró que la labor del Gobierno es seguir adelante con el esclarecimiento de las violaciones a los derechos humanos.

“Como Gobierno lo que nos queda por señalar es que vamos a seguir avanzando en verdad, justicia y reparación. Eso nos falta, no olvidar, y pedir que alguien conteste la pregunta que siempre nos hacemos: ¿dónde están aquellos que todavía no sabemos dónde están? Eso necesitamos”