Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Crítica transversal a propuesta de CPC para elevar la edad de jubilación

Frente a ello, el movimiento "No + AFP" catalogó la propuesta como oportunista. "Nosotros le pedimos a todos los actores que se informen sobre nuestra propuesta técnica que es real, sostenible y una solución para el drama que vivimos miles de chilenos y chilenas”, dijo una de las voceras del movimiento, Carolina Espinoza.

Natalia Figueroa

  Martes 17 de enero 2017 21:09 hrs. 
no-mas-afp3





Aumentar la tasa de cotización a un 16 por ciento y subir la edad de jubilación a los 67 años, son dos de las propuestas que dio a conocer la Comisión Asesora de Pensiones de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

El organismo aseguró que no es necesario modificar la estructura del sistema sino realizar cambios en los parámetros establecidos.

En esa línea, presentaron propuestas para mejorar las pensiones a largo plazo como aumentar gradualmente un tres por ciento la tasa de cotización obligatoria con cargo al empleador hasta llegar al 16 por ciento, cifra actualmente fijada en un 10 por ciento.

Además, propusieron aumentar la Pensión Básica Solidaria un 15 por ciento y la Pensión Máxima con Aporte Solidario un 17 por ciento, por sobre el 10 por ciento que aprobó recientemente el Gobierno.

También, el gremio empresarial planteó el elevar en una primera instancia la edad de jubilación para las mujeres a 65 años, igualándola con la de los hombres, para que luego ambos alcancen los 67 años.

La vocera del movimiento NO + AFP, Carolina Espinoza, expresó que los cambios planteados son más bien oportunistas, aunque reflejan la coincidencia de modificar un sistema insostenible.

“Creemos que es necesario aumentar la cotización pero en ningún caso aumentar la edad de jubilación. Nosotros le pedimos a todos los actores que se informen sobre nuestra propuesta técnica que es real, sostenible y una solución para el drama que vivimos miles de chilenos y chilenas”, expresó.

Al respecto, el economista Andras Uthoff, ex miembro del Consejo Asesor Presidencial para la Reforma Previsional, advirtió que esta propuesta seguiría beneficiando a las personas que ahorren y reciban mayores ingresos y no a los trabajadores independientes o esporádicos.

Por lo mismo, a su juicio, sólo responde a una campaña para defender a la industria y no para mejorar las políticas de seguridad social. “Claramente aquí hay un diálogo de sordos, es decir, haciendo negocios y con eso mejorar pensiones no es la manera de mejorar el problema de la mayoría. Es necesario revisar la Comisión Bravo y analizar que porque sigue existiendo un mundo que sólo se preocupa de los negocios y otro que se ve afectado por ello”, comentó.

Mientras, el economista de Fundación Sol,  Gonzalo Durán, explicó que los beneficios que alcanzarían los pensionados con esta propuesta estarían muy por debajo de lo que recibirían con un sistema de reparto tripartito y solidario.“Este sistema podría duplicar las pensiones y no sería necesario esperar un cambio a largo plazo, treinta o cincuenta años, que aumentaría modestamente las jubilaciones”, explicó.

“No es una solución al problema actual. Las pensiones con este tipo de esquemas no cambiarían de un día a otro, cuestión que se puede hacer con otro tipo de medidas como el sistema de reparto con una reserva que no ponga en riesgo la economía ni los ahorros de las personas”, enfatizó el profesional.

Además, la Confederación propone crear la “Pensión de la cuarta edad” dentro del Pilar Solidario, recalculando las pensiones autofinanciadas de los beneficiarios con una expectativa de vida hasta los 85 años.

Señalan, además, que no están de acuerdo con la necesidad de crear un nuevo pilar colectivo de reparto financiado con el aumento del cinco por ciento de la cotización obligatoria.

En tanto, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, planteó la necesidad de evaluar las consecuencias de todas las propuestas por los costos políticos que implica el tema.

“Es necesario buscar un sistema intermedio porque un sistema de reparto total no es sostenible, pero también sólo cuentas individuales significa que las generaciones que están a diez años de cotizar verían inalteradas sus jubilaciones y eso tampoco es un equilibrio ni técnico ni político”, manifestó el secretario de Estado.