Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Comentario de Cine:

“Enmienda XIII”: La construcción de la criminalidad

En 100 minutos de metraje y mediante imágenes de archivo, datos duros y el testimonio de políticos conservadores y liberales, activistas de distintas organizaciones y expertos en el tema, DuVernay y su equipo van armando un potente discurso que demuestra que desde el fin de la guerra de secesión se ha establecido desde el poder y los medios de comunicación una relación entre delito y personas negras, que ha servido para sostener una lógica económica que aprovecha los fallos del sistema legal para mantener la inequidad y hacer que hoy uno de cada tres varones negros termine en la cárcel.

Antonella Estévez

  Domingo 19 de febrero 2017 9:51 hrs. 
Actualidad_176994606_22896505_1706x960



La brillante directora Ava DuVernay está nuevamente nominada al Oscar con este documental producido por Netflix en donde se analiza con detalle la relación entre sistema carcelario, el económico y la segregación en Estados Unidos.

La idea de a que las mujeres directoras sólo les interesa filmar historias románticas o relacionadas con la familia y las afectividades ha sido abolida por los hechos desde hace tiempo.  Cuando a la directora AvaDuVernay –cuya anterior película “Selma” tuvo varias nominaciones a los premios de la Academia Hollywodense- la plataforma de contenidos audiovisuales por Internet, Netflix, le ofreció producirle un documental sobre el tema que ella quisiera, la cineasta no dudo. Quería hablar de algo que le había llamado la atención desde su niñez: la continua criminalización de las personas de origen afroamericano en Estados Unidos.

En 100 minutos de metraje y mediante imágenes de archivo, datos duros y el testimonio de políticos conservadores y liberales, activistas de distintas organizaciones y expertos en el tema, DuVernay y su equipo van armando un potente discurso que demuestra que desde el fin de la guerra de secesión se ha establecido desde el poder y los medios de comunicación una relación entre delito y personas negras, que ha servido para sostener una lógica económica que aprovecha los fallos del sistema legal para mantener la inequidad y hacer que hoy uno de cada tres varones negros termine en la cárcel.

Algunos datos que entrega el documental son francamente impactantes. En los primeros minutos de metraje nos enteramos que más del 25% de la población penal mundial está en Estados Unidos, y más adelante sabemos que de esas más de dos millones trecientas mil personas, sólo 97% llegaron ahí a través de juicios. Más allá de la legalidad, el sistema judicial está tan colapsado y la presunción de culpabilidad es socialmente tan potente que el documental demuestra que hay una gran cantidad de personas que hoy están en las cárceles porque prefirieron hacer un acuerdo con la fiscalía por una condena menor que esperar un juicio para demostrar la realidad de los hechos que se les imputan.

Deteniéndose en los gobiernos de la segunda mitad del siglo XX y hasta la actualidad el documental va demostrando como el discurso de la delincuencia escaló más allá de los datos reales, y que ha servido para enriquecer a empresas y corporaciones que hacen dinero tanto con el sistema carcelario como con el trabajo de quienes se encuentran tras las rejas. Con una gran cantidad de fuentes y datos duros “Enmienda XIII” demuestra cómo la relación entre empresariado y política ha definido las medidas que se toman en este sentido para beneficiar a los más poderosos.

Y aunque pareciera que la realidad de Estados Unidos es otra distinta a la nuestra, hay una inquietante cantidad de puntos en común a los que hay que prestar atención. La criminalización de parte de la población –de la parte empobrecida, de la parte migrante- y el discursos político y de los medios discriminador y xenófobo que impacta en la percepción de peligro desestimando los datos reales de delincuencia son hoy temas de cada día en el congreso, en los noticiarios y en la calle. “Enmienda XIII” puede ayudarnos a entender como se ha construido uno de los países más poderosos del planeta, pero también puede ayudarnos a reflexionar sobre cómo nos estamos construyendo nosotros.