Diario y Radio U Chile

Escritorio

Directora del Festival de Cine de Iquique

Katherina Harder: “Queremos tomarnos más espacios públicos”

En entrevista con Radio Universidad de Chile, la directora evalúa la edición que acaba de finalizar en el norte, cuenta cómo ha sido exhibir películas al aire libre y proyecta el décimo aniversario del evento, con más invitados internacionales y otros espacios en la ciudad.

Rodrigo Alarcón

  Sábado 25 de febrero 2017 18:28 hrs. 
IMG_5442

Más de 70 películas se exhibieron durante toda la semana en los cinco espacios que el Festival Internacional de Cine de Iquique (Ficiqq) tenía repartidos por la ciudad. “Fueron días intensos, pero estamos contentos”, dice la directora artística del evento, Katherina Harder, al hacer un balance de la edición que finalizó el viernes por la noche con la exhibición de Rara, de Pepa San Martín.

“Estamos súper contentos, ya en la inauguración lo estábamos, porque estuvo llena de gente en un espacio público y fue muy simbólico inaugurar en el Hemiciclo del Teatro Municipal, que es un lugar histórico para todos”, dice la realizadora, enfatizando una de las particularidades que hoy tiene el festival: proyecciones al aire libre, en plena calle, y con entrada gratuita.

“Hubo funciones a las cuatro o seis de la tarde y aun así la gente llenaba la sala, eso es valioso. Los invitados nos han felicitado, la gente de competencia que vino desde Perú, Argentina, México, Colombia, nos dicen que no se arrepienten para nada de haber venido, que les ha servido el intercambio con otros realizadores latinoamericanos. La atmósfera que se vivió este año fue bonita”, detalla.

Antes del festival enfatizaste la idea de que el festival convoca a gente de la misma ciudad, no solo de la industria del cine. ¿Cómo has visto eso?

Iquique es una ciudad multicultural y además es turística, con mucha gente de paso, entonces se produce un intercambio bonito en la sala de cine. El público fue mayormente iquiqueño, eso es importante para nosotros, y el hecho de exhibir al aire libre permite que una persona que va pasando por el lugar ve que está sucediendo algo y se queda. Vi personas que estaban acostadas en el pasto viendo la película, no necesariamente en las sillas, o gente que iban en bicicleta y se quedaban mirando. El otro día conversaba con una señora que tiene un carrito en la plaza y me decía que ella había visto todas las películas, porque estaba ahí todas las noches. Esas son imágenes bonitas que quedan. Es un gran valor el alcance que puede tener haber sacado a la calle todas las últimas funciones, incluyendo la inauguración y la clausura.

¿Van a insistir entonces en la idea de que las películas se den en la calle?

Nos encantaría, pero tenemos que velar por buenas condiciones técnicas, incluso mejores que este año. Hay películas que son muy oscuras y es un riesgo exhibirlas al aire libre, pero son riesgos que hay que correr para crecer. Nos encantaría estar en la playa, que es un lugar súper importante para nosotros. Cavancha es parte de la identidad iquiqueña y hay que tomársela en algún momento. Ahora que estamos mirando a los 10 años, es un lindo sueño.

El próximo año será la décima edición, ¿cómo te la imaginas?

Todavía estamos con la cabeza en esta versión, pero uno ya empieza a proyectar cosas. Queremos tomarnos más espacios públicos y seguir creciendo con la cantidad de invitados. Haber tenido a los invitados de competencia acá fue un gran plus, se generó una atmósfera muy distinta a otros años y queremos potenciar eso. Uno también quiere traer a otros invitados. Son muy importantes los invitados nacionales, pero también podríamos tener alguno internacional que pueda hacer talleres, por ejemplo. Aun así, los grandes balances los haremos después del festival.

Si tuvieras que escoger una cosa, ¿qué le falta al festival?

Al festival le faltan muchas cosas. Si me haces escoger, le faltan más recursos para hacer todas las ideas que tenemos. Me encantaría incluir otras cosas, como algo de música. En otros festivales uno a veces ve buenas ideas para replicar. En Mar del Plata, por ejemplo, se tocaba música de películas en las calles y eso es bonito porque todo se sumerge en esa atmósfera de cine, mezclando con otras artes.

También falta una mayor coordinación en la ciudad. Ahora mismo está el Carnaval Andino y quizás hay gente que quiere ir a ver una película, pero justo toca el artista que quieren ver en el carnaval. Sé que son públicos distintos, pero son cosas que también influyen en la producción y la logística. Eso perjudica a los eventos, entonces es importante que la ciudad tenga una mejor coordinación.