Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 9 de junio de 2023

Escritorio

Vlado Mirosevic: “Es claro. Este gobierno no tiene intención de modificar la Ley de Pesca”

En medio de la investigación que reveló nombres de nuevos políticos financiados por las empresas pesqueras, el diputado liberal insistió en la necesidad de trasladar a la ciudadanía el financiamiento a la política. También acusó al gobierno de Michelle Bachelet de no querer modificar la polémica ley de pesca "porque hay demasiados intereses" en juego.

P. López y P. Campos

  Martes 7 de marzo 2017 9:01 hrs. 
Vlado Mirosevic

Compartir en

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, el diputado liberal Vlado Mirosevic se refirió a la nueva lista de políticos que habrían sido financiados por empresas pesqueras.

En la entrevista, el parlamentario volvió a insistir que “es bastante claro que la industria quiere financiar a los parlamentarios de la comisión de Pesca. A los legales, se suman los aportes ilegales que fueron entregados desde el ministro a cargo (Pablo Longueria), para abajo. Es bastante claro que esa legislación (la ley de pesca) está hecha por ellos”.

Mirosevic aseguró que el financiamiento es transversal, alcanzando a todos los colores políticos. Por eso, recordó, que hace tres años, junto al diputado Giorgio Jackson, presentaron un proyecto para eliminar los aportes reservados. Moción que solo fue posible tramitar luego que estallara el escándalo en el caso Penta.

¿Qué le parece el argumento de sus pares, como Antonio Horvath o Carlos Bianchi, donde dicen que “no sabían” de los aportes?

Somos pocos los parlamentarios de la Cámara (cerca de 13), los que no tuvimos aportes reservados. Por ejemplo, en mi caso, los fuimos publicando activamente durante el proceso. Pero trece es un número bastante reducido.

En general, es bastante claro que el aporte reservado es un proceso legal que nace de un acuerdo entre Lagos y Longueira, cuando la UDI presiona para impulsar esa ley muy conveniente para las empresas que iban a donar, pero también para los parlamentarios.

Sinceramente, no creo que no hayan sabido. Los parlamentarios también van a pedir financiamiento.

¿Cuál es su opinión política sobre el Gobierno en materia de ley de pesca?

La conclusión es bastante clara: este gobierno no tiene ninguna intención de modificar la ley. Decirle a la FAO que haga un informe, fue para dilatar. No está en agenda, tampoco en las prioridades. Lo peor es que a vista y paciencia de todo el mundo siguen apareciendo casos de financiamiento, en este caso legal, pero también hay aportes ilegales y pauteo a quiénes recibieron dineros.

Esto es evidente. Esta ley tiene que ser modificada, no solo por la pesca, sino por la fe pública.

¿Si es tan obvio, por qué no se modifica?

Me imagino que no lo han hecho porque toca demasiados intereses. El ejemplo, el haber puesto a Raúl Súnico como subsecretario es un claro ejemplo: Los sindicatos tenían razón al reclamar su instalación en el gobierno.

Hay que tener cuidado. Que este gobierno haya nombrado a Súnico, no es casualidad: minería y pesca son dos áreas muy sensibles en el Congreso, dónde hay que poner mucho ojo para saber qué están haciendo los parlamentarios, porque pareciera que las empresas están muy acostumbradas a pautear.

¿Qué garantiza a la ciudadanía que, principalmente en estas comisiones, no se repita la historia?

Nada lo garantiza, nadie lo puede hacer. Los chilenos debemos ser más autocríticos respecto de a quiénes votamos. En esos distritos, principalmente en el sur, hay parlamentarios que desde hace años tienen vínculos con las empresas. Nada lo garantiza, tampoco una ley. Es cierto que con la comisión Engel avanzamos, pero falta mucho.

Tampoco se trata de generalizar. No todos los parlamentarios saben de sus aportes, tampoco todos los que recibieron aportes son funcionarios de la industria, pero en general, el comportamiento es que estas empresas tenían alfombra roja para llegar al Parlamento. Lo único que nos puede ayudar es el financiamiento público, pero no estoy seguro que los chilenos queramos financiar la política. Sin embargo, este es el único camino para garantizar una independencia.

 

 

Síguenos en