Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de junio de 2019

Escritorio

Parlamentarios y expertos solicitan investigar compra irregular de leches

La diputada Independiente, Karla Rubilar calificó como un escándalo la ampliación del programa, mientras que desde el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos aclararon que el estudio encomendado por el Ministerio de Salud no se completó debido a la dificultad de encontrar menores de cuatro meses que consumieran la leche Purita Fortificada.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 18 de octubre 2017 19:34 hrs. 
1503105811-t13consultorioleche

Como un verdadero escándalo calificó la diputada independiente, Karla Rubilar, la ampliación del programa nacional de alimentación complementaria a todos los lactantes del país, que implica la adquisición de más de 120 mil nuevos tarros de leche “Nutrilón” de la compañía francesa  “Danone”.

Opinión que emana después de que el subsecretario de Salud, Jaime Burrows, reconociera que el presupuesto de la nación para 2018 incluye un ítem para adquirir el alimento destinado a los niños menores de un año que no están recibiendo lactancia materna exclusiva.

Al respecto, la parlamentaria precisó que ahora el Minsal deberá responder ante el organismo, además de la Fiscalía Nacional, donde se entregaron los antecedentes y se solicitó una investigación.

“Aquí se vencieron 23 mil tarros de leche y hoy día nos informa la subsecretaría que quiere extender este plan a todo Chile, eso quiere decir que en el presupuesto 2018 debe haber una enorme cantidad de recursos para esto, en algo que ellos saben perfectamente ya fue objetado por Contraloría”, argumentó.

Rubilar agregó que se compraron miles de unidades de leche de fórmula como parte de un estudio encargado al Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta) que buscaba sustituir la llamada Leche Purita, pero pensando en el consumo de menores de un año.

Desde el Inta indicaron que el estudio si se realizó, pero que no se concluyó. Sylvia Cruchet, directora de Extensión y Comunicaciones del Instituto, precisó que no se pudo completar el análisis, ya que se encontró con “la dificultad de reclutar lactantes menores a cuatro meses de edad que fueran consumidores de Leche Purita Fortificada”.

“Comparar como crecían los lactantes, por un lado, un grupo con leche materna, para tenerlos como ejemplo, otro grupo de niños con leche purita y otra parte con la fórmula uno, pasó que los niños con fórmula la tomaban sin problemas, pero cuando se fue a buscar menores que tomaban leche purita, no se encontró, por eso se tuvo que aumentar el número de consultorios para poder obtener cien niños, ahí nos dimos cuenta de que no la toman, las mamás no se las dan, no les gusta, por diferentes motivos, entonces hubo que interrumpir el estudio, dejarlo en la mitad, porque todo esto tiene plazos y tiempos”, subrayó.

Al respecto, la integrante del Programa de Nutrición de Poblaciones y académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Paola Gaete indicó que se debe investigar la compra de leche inicial para lactantes, sin embrago, precisó que es válido incluir fórmula, ya que Purita Fortificada no está recomendada para bebés menores de un año.

“Obviamente que a menores de 6 meses no le puedes dar purita, tiene otra composición y hay que adicionarle aceite, azúcar, tampoco hidrata, no es para un lactante menor de 6 meses, entonces la idea de reemplazarla siempre fue apuntando a ese objetivo, ahora, que se haya hecho esta mala compra, exceso de productos, sin duda se tiene que investigar”, detalló.

La académica del Instituto de Salud Pública de la Universidad de Chile, Sylvia Cruchet, recalcó que siempre la leche materna será fundamental, incluso se están realizando diversos talleres de capacitación en todo el país, para que pediatras eviten recomendar alimentos complementarios de este tipo, sin que sea cien por ciento necesario.