Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Brexit: UE y Londres se acuerdan sobre lo más fácil

La Comisión Europea recomendó pasar a la segunda fase de las negociaciones del Brexit tras constatar ‘progresos suficientes’ en las prioridades de las discusiones del divorcio, entre ellas el futuro de la frontera en Irlanda. La segunda fase, más ardua, podría incluir un acuerdo de libre comercio.

RFI

  Sábado 9 de diciembre 2017 10:40 hrs. 
2017-12-04t160017z_209796228_rc15124f8ca0_rtrmadp_3_britain-eu





La segunda fase de las negociaciones entre los 27 países de la Unión Europea y Reino Unido va a poder comenzar, tras el acuerdo que se alcanzó esta madrugada sobre los términos de la retirada de ese país.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió sin embargo que “el reto más difícil” en las negociaciones del Brexit “está todavía por llegar”.

Tusk, que coordina los trabajos de los mandatarios europeos, lamentó que se dedicara “tanto tiempo a la parte más fácil” de la negociación y sólo tengan ahora “menos de un año” para negociar un acuerdo de transición y el marco de la futura relación entre Londres y sus todavía socios europeos.

En las últimas semanas se ha discutido de las tres prioridades de la separación: la factura que Londres tendrá que pagar por su retirada, los derechos de los ciudadanos expatriados y por último la situación en la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

Este último punto se convirtió en el principal escollo. Al final fue subsanado, tras la promesa británica de que tras el Brexit no volverán los puestos y los controles a la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

“No es el final, pero sí el final del comienzo”, dijo el primer ministro irlandés Leo Varadkar tras congratularse del acuerdo sobre las condiciones del divorcio entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Los líderes europeos querían avances suficientes en esos tres puntos antes del domingo, ya que de esta manera los líderes de los 27 Estados miembro de la UE podrán tener tiempo para estudiar el acuerdo y poder dar su visto bueno en la cumbre del 14 y 15 de diciembre al inicio de la segunda fase.

Respecto al período de transición de dos años a partir de la salida de Reino Unido el 29 de marzo de 2019, como propuso Londres, el jefe del Consejo Europeo indicó que, durante ese período, Londres deberá respetar las leyes europeas, los compromisos financieros y la supervisión de la justicia europea.

Aunque los británicos seguirán formando parte durante esos dos años del mercado único europeo y de la unión aduanera, “la toma de decisiones en la UE continuará entre los 27 Estados miembros, sin Reino Unido”, advirtió Tusk.

Sobre el futuro marco de relaciones, el líder europeo indicó que propondrán conversaciones exploratorias al respecto y reclamó, en este sentido, “más claridad” a Londres sobre lo que quiere.

“Por nuestra parte, estamos listos para comenzar a preparar una estrecha asociación entre la UE y Reino Unido en comercio, pero también en lucha contra el terrorismo y el crimen internacional, así como en seguridad, defensa y política exterior”, agregó.