Diario y Radio U Chile

Escritorio

El sureño que busca posicionar a Chile en el parlamento italiano

El puertomontino con ascendencia italiana, Claudio Curelli, busca ser uno de los diputados que asuman en el siguiente periodo en el parlamento italiano. De lograrlo, sería el primer chileno que dirá presente en el escaño de tierra europea.

Sofía Navarro

  Sábado 17 de febrero 2018 14:08 hrs. 
parlamento-italiano-khCC--1190x800@abc

El dicho de que ‘en todas partes hay un chileno’ toma fuerza en el ámbito de la política internacional. Sonará raro para los ciudadanos de este país esta noticia, ya que por costumbre y por ley debemos elegir legisladores de nuestro territorio. No como en Italia, donde se vota por parlamentarios dentro y fuera del país. Es en esa lucha que figura el primer candidato chileno, proveniente de la capital de la región de Los Lagos, Puerto Montt. Se trata de Claudio Curelli.

El sureño es parte de la lista Unione Tricolore América Latina (UNITAL), y en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile aseguró que es un desafío electoralmente muy difícil. “Los números nos juegan en contra, pero políticamente lo que queremos en insertar a Chile”, dijo con seguridad, expresando el cariño a nuestro país. Asimismo, añadió que “queremos que Chile pase a estar presente como un actor relevante dentro de las colectividades italianas en el mundo, por lo tanto ese es uno de los objetivos importantes de esta candidatura”.

El desafío lo explica por el hecho que los ciudadanos italianos residentes en el extranjero a partir de 2006 tuvieron derecho a sufragio a través de la ley Premagglia, que asignó seis senadores y doce diputados del mundo; seis de esos cupos corresponden a Sudamérica.

Para convertirse en un parlamentario, el presidente de Comites Cile debe ser el favorito de toda Sudamérica, por lo que debe conquistar a un millón y medio de votantes. Por el escaño se enfrentan principalmente personas ítalo-argentinas, ítalo-brasileñas, ítalo-paraguayas e ítalo-uruguayas, pero prácticamente hay candidatos.de todos los países de Sudamérica.  Curelli es el único ítalo-chileno y, aunque comentó que tiene puntos en contra, tiene seguridad en lo que quiere para el futuro de la nación italiana.

Su primera idea es enriquecer la política italiana con una ideología ítalo-latinoamericana. “Con la visión de los italianos que vivimos en Sudamérica, eso es una primera consecuencia que tiene este derecho a voto, creo que el debate en Italia se va a enriquecer con una mirada de este tipo”, dijo Curelli. Luego continuó: “las banderas son cosas básicas que los italianos en el mundo estamos defendiendo, primero es ponernos en igualdad de condiciones de derechos civiles de los italianos que residen en el extranjero, con los que residen en el territorio nacional, eso como primer principio básico, y eso tiene que ver mucho con lograr de los diferentes gobiernos, una política de Estado respecto del mejoramiento de los servicios consulares, particularmente en Latinoamérica, que es la segunda zona geográfica con más italianos residentes después de Europa”.

En ese punto expuso que “la calidad de los servicios consulares, está lejana la oferta de servicios consulares de la demanda real que existe por ello, entonces hay mucho tiempo de espera, hay una calidad del servicio que no es satisfactoria y es una necesidad muy concreta y básica de un ciudadano que vive en el extranjero, que es poder acceder de manera oportuna a los servicios consulares de todo tipo que tiene que ofrecerle su país en el extranjero, esa es una primera cuestión, después tenemos la lucha permanente e histórica por las políticas de estados, respecto de la difusión de la lengua italiana en el mundo”.

Respecto a la posición de nuestro país, comentó que en Chile el italiano es la tercera lengua extranjera  más estudiada. “Creemos que debieran proponerse una serie de programas de fomento a la enseñanza de la lengua italiana en Chile y en el mundo, particularmente en zonas de Latinoamérica, donde la población  de ciudadanos italianos que está naciendo en el extranjero, requiere un acceso a la cultura y a la lengua”, explicó.

Al profundizar sobre la actualidad en Europa, el representante de Unital aseguró que el año pasado en temas macroeconómicos fue bueno, tanto en Italia como Europa ha sido un año de recuperación. “Se está viviendo una crisis permanente que, para decirlo fácilmente, no se ha vuelto a un Estado de bienestar que había en los años 70′, 80′ y 90′, eso ha generado un malestar y se ha constituido en una especie de crisis permanente, eso desde el punto de vista macroeconómico”.

Sobre otras crisis, apuntó al tema de la inmigración clandestina que los países están tratando de gestionar con diferentes visiones o políticas. “Quizás ahí falta una cohesión y una mirada un poco más europea como para tener una igualdad de tratamiento frente a este drama humano, que es el problema de la inmigración en toda su extensión. Hace falta ahí una mirada probablemente un poco más estandarizada porque los países dependiendo de su posición geográfica están administrando esto de la mejor manera posible, pero de acuerdo a sus criterios. Probablemente Europa debería tener una mirada más uniforme al respecto”.

El cuatro de marzo se renovará el parlamento bicameral, el proceso en los otros territorios iniciaron el 14 de febrero, siendo el 1 de marzo el día en que vence el plazo para votar.