Diario y Radio U Chile

Año XII, 3 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Marco Kremerman: “En Chile hay endeudamiento por necesidad”

En conversación con Radio Universidad de Chile, el economista de la Fundación Sol, analizó el panorama actual del trabajo en Chile, entregando cifras claves que dan cuenta de la precaria y deficiente situación laboral del país.

Andrea Bustos

  Lunes 7 de mayo 2018 16:38 hrs. 





 

El pasado martes se conmemoró un nuevo día del trabajador, en el que una vez más diferentes organizaciones laborales hicieron notar sus reclamos y demandas en torno a las mejoras del sistema laboral chileno. En torno al debate surgido a partir del pasado 1 de mayo, es que el economista Marco Kremerman examinó la calidad del trabajo en Chile.

Según el economista, para el costo de vida actual el sueldo promedio debería estar en 800 mil pesos, sin embargo, cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas indican que en la realidad el promedio es de 515 mil. Respecto a esto, Kremerman indicó que es bastante engañoso, pues en “un país que es tan desigual, puede haber muy pocas personas ganando mucho y pocas ganando poco, y eso hace que el promedio no represente la realidad de la mayoría de los trabajadores.”

Es por eso que señaló que la realidad del país debe evaluarse en base al sueldo mediano, que corresponde al que está justo en medio de todos los salarios, valor que se encuentra en los 350 mil pesos, lo que significa que la mitad de los trabajadores gana menos que eso, lo que está muy alejado del promedio ideal.

Además, Kremerman indicó que del total de trabajadores solo el 20 por ciento recibe más de 650 mil pesos, lo que “da cuenta de un sistema que se ha fundamentado para crecer y generar riquezas en bajos salarios y un alto nivel de endeudamiento”.

El economista de la Fundación Sol también se refirió a las grandes cifras de morosidad que existen en el comercio chileno, donde más de 11 millones de personas están endeudadas, de las cuales más de 4 millones se encuentran en la categoría de morosos, es decir, no han logrado pagar sus deudas a tiempo.

“El 77 por ciento de estos deudores reportan ingresos menores a los 500 mil pesos, o sea, aquí hay morosidad por necesidad, no es por hacerse más ricos, o por imitar al vecino, es por necesidad”, sentenció el experto. Frente a esto, agregó que hoy se vive en una “esclavitud moderna”, donde es una obligación trabajar y endeudarse para llegar a fin de mes.

Kremerman no solo criticó los bajos salarios que se entregan en el país, sino que también cuestionó la calidad de los empleos, pues en muchos casos los nuevos trabajos creados por los gobiernos son labores de pocas horas, lo que gatilla bajos sueldos y la obligación de contraer dos actividades a la vez.

Ante esta situación, el experto señaló que el foco de los gobiernos no debe estar en contar y crear nuevos empleos, sino que en mejorar y hacer dignos los trabajos ya existentes. Al referirse a las legislaciones laborales que existen en el país, fue enfático en afirmar que para él no existe voluntad ni convicción de cambio por parte de las autoridades, sino que, por el contrario, hay miedo en torno a la palabra trabajo y sus proyectos de ley.