Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Como en dictadura: Militares argentinos colaboran con tareas de seguridad interior

El decreto firmado por el presidente Mauricio Macri, forma parte de una reforma general a las Fuerzas Armadas con el fin de modernizarlas. La medida ha generado amplio rechazo en la oposición política y organizaciones sociales y pro derechos humanos. Para este jueves está convocada una manifestación en el centro de Buenos Aires.

Camilo Villa J.

  Miércoles 25 de julio 2018 18:02 hrs. 
fwfwf


Los militares argentinos vuelven a la calle. Así lo han manifestado diversas organizaciones de derechos humanos trasandinas y distintos medios de comunicación luego de que el martes, el presidente Mauricio Macri firmara el decreto 683/2008, que permite la colaboración militar en las tareas de seguridad interior.

Hace meses, el mandatario argentino venía anunciando una reforma a las Fuerzas Armadas, con una fuerte inversión económica a su logística y personal. Para Macri, la actualización anunciada era necesaria tomando en cuenta el descuido al que se han sometido los militares durante el último tiempo.

Dentro de las modificaciones efectuadas al reglamento, se encuentra también el hecho de que las Fuerzas Armadas puedan ser empleadas ante cualquier agresión externa, no importa cuál sea su origen, lo que modifica lo dispuesto por el fallecido Néstor Kirchner, que garantizaba la defensa militar solo ante agresiones de otros Estados.

Con estas medidas, el actual presidente argentino reafirmó la necesidad de otorgar a los militares nuevos roles y funciones, como resultado del permanente cambio del “entorno de la seguridad y defensa”.

“Estoy acá porque queremos saldar la deuda que tenemos con las Fuerzas Armadas de la democracia, este proceso de modernización va a iniciarse con una nueva directiva de política de defensa nacional, que destaca la misión principal de las Fuerzas Armadas de proteger la soberanía y la integridad territorial de nuestro país, pero, además, es clave que puedan apoyar nuestra política exterior, contribuyendo a nuestra integración al mundo, con una mayor presencia en operaciones de paz de Naciones Unidas. También es importante que puedan colaborar con la seguridad interior”.

Es el punto de la colaboración con la seguridad interior el que tiene a los argentinos preocupados, pues el decreto, que ya fue publicado en el Boletín Oficial, sostiene que “El ministerio de Defensa considerará como criterio para las previsiones estratégicas, la organización, el equipamiento, la doctrina y el adiestramiento de las Fuerzas Armadas, a la integración operativa de sus funciones de apoyo logístico con las fuerzas de seguridad”.

Esto es otorgarle atribuciones a los militares para ejercer funciones que les corresponden a fuerzas policiales, tal cual como se hizo en dictadura.

Para la directora de justicia y seguridad del Centro de Estudios Legales y Sociales, Paula Litvachky, y según dijo a RT, la colaboración de los militares con la seguridad interior rompe el acuerdo de demarcación que separa las funciones militares de las policiales.

“El planteamiento del presidente fue claro en el sentido de decir que Argentina tenía que ir para ese lado y que eso iba a implicar sostener las visiones principales de las Fuerzas Armadas tal como las conocemos pero que, además, se les tenían que dar nuevas misiones. Por ejemplo, dijo colaborar en seguridad interior. Esta colaboración en seguridad interior es muy problemática, porque rompe uno de los acuerdos fundamentales del periodo democrático argentino –de 1983 hasta hoy- que tiene que ver con sostener el principio de demarcación que separa defensa nacional para las fuerzas armadas y seguridad interior para las fuerzas de seguridad federales y las policías provinciales”.

El anuncio de que militares colaborarán con la seguridad interna de Argentina ha generado cuestionamientos en gran parte de la sociedad trasandina, primero, porque no es normal que militares hagan funciones policiales, segundo, porque la medida llega en un momento de crisis, en las que proliferan las manifestaciones sociales producto de las políticas económicas de Mauricio Macri.

Es en este sentido que las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo emitieron un comunicado en el que denuncian que la iniciativa gubernamental incrementará “los niveles de represión interna con el falso argumento de proteger objetivos estratégicos, construir un enemigo interno y acallar las protestas sociales”.

La oposición trasandina también ha criticado fuertemente la medida de Mauricio Macri. Desde el twitter oficial de la bancada del Frente para la Victoria, indicaron que el presidente pretende degradar la democracia y el Estado de Derecho.

Varios legisladores han manifestado, además, el hecho de que la modificación al reglamento militar no pasó por ninguna de las seis comisiones vinculadas a Defensa y Seguridad, por lo mismo, algunos han tildado la medida como inconstitucional.

Por todo esto, es que diversas organizaciones sociales y políticas argentinas convocaron para este jueves a una movilización en rechazo a la iniciativa de Macri, bajo el lema: “Milicos en la calle, nunca más”, en clara alusión a la dictadura argentina, que producto de atribuciones sobre seguridad interna a los militares, dejó un saldo de más de 30 mil desaparecidos.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.