Diario y Radio U Chile

Año X, 10 de diciembre de 2018

Escritorio

Tensa reunión en Asunción para decidir el futuro de Boca y River

Esta mañana comenzó la cita entre el presidente de la Conmebol y los representantes de River Plate y Boca Juniors, para definir qué pasará con la final de la Copa Libertadores 2018.

Claudio Medrano

  Martes 27 de noviembre 2018 11:24 hrs. 
En la sede de la Conmebol se decidirá el futuro de la final de la Copa Libertadores.

Los ojos del fútbol en Argentina y todo el país siguen atentos hoy a la reunión de la Conmebol en Paraguay, que finalmente decidirá, cómo, cuándo y dónde se jugará la ya desprestigiada final del superclásico entre Boca y River.

Mientras algunos hinchas muestran desilusión e impotencia por el comportamiento de las ya dañinas barras bravas que tiñeron de violencia lo que iba a ser el partido de vuelta de la Copa Libertadores el fin de semana último, otros confían en que no todos son así y que se puede llevar adelante el tal esperado duelo, histórico al reunir a los dos clubes más importantes de esta nación.

Hoy finalmente los dos presidentes de las selecciones, Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici, se reunirán con las autoridades de la Conmebol, que esta mañana precisó en un comunicado la reunión a las 11:00 hora local en la sede de ese organismo en Luque, Paraguay.

Con este anunció se puso fin a las especulaciones de algunos medios daban ya como posible fallo que Boca Junior le daría la serie por ganada tras los incidentes que sufrieron sus jugadores a la llegada al estadio Monumental el sábado pasado.

La reunión tiene como objetivo la definición de la fecha y el lugar en el que se disputará el partido el partido final de vuelta de la Conmebol Libertadores 2018, precisó ese organismo.

En el país hay mucha expectativa y también se siente aún la bronca y el disgusto incluso desde las altas esferas.

Ayer el presidente Mauricio Macri salió a hablar en una rueda de prensa tras los sucesos que se registraron en las afueras del estadio de River que parecía una verdadera batalla campal con piedras, palos, botellas de vidrios por parte de enfurecidos hinchas y la respuesta de los efectivos policiales.

Más allá de los operativos policiales no puedo resignarme como presidente que para organizar un espectáculo deportivo haya que militarizar toda la ciudad, es una locura, no es razonable, declaró en rueda de prensa al término de una reunión con todo su Gabinete.

Macri fue tajante al referir cómo puede ser que se detengan a 23 personas por estos hechos y horas después estén libres, no entiendo, dijo.

Asimismo manifestó que no solo se trató de arrojar piedras. Cómo alguien puede pensar que esta bien escupir, criticó tras citar una experiencia espantosa que vivió el propio presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

El gobernante declaró que el fútbol es algo maravilloso pero no habilita que haya comportamientos salvajes y pidió a todos los jueces, fiscales y la población trabajar juntos para poner fin a la violencia.

Esto que sucedió, sostuvo, nos tiene que llevar en serio a la reflexión y no quedarnos con la anécdota, ir al fondo de la cuestión.

Mientras unos piden, increíblemente, que el partido se juegue en otro lugar y otros que lo hagan sin acceso al público, los hinchas de corazón rezan porque se de esta final histórica y puedan ser protagonistas de ellas como público, piden a sus conciudadanos consciencia social y llaman a ser responsables.