Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de diciembre de 2022

Escritorio

Los vaivenes laborales de los docentes de Inacap

La cuarta universidad más grande del país obtuvo recientemente solo dos años de acreditación, la calificación más baja que se puede obtener, y una de las razones fue que tienen pocos docentes exclusivos tomando en cuenta la cantidad de alumnos. En paralelo, los académicos que hoy son parte del plantel denuncian que no reciben buenos tratos de la institución, que tienen remuneraciones irregulares y que no se valora la calidad docente.

Andrea Bustos C.

  Sábado 8 de diciembre 2018 9:10 hrs. 
inacap

Compartir en

Con 26 sedes distribuidas a lo largo del país y 19 carreras disponibles en las áreas de Administración y Comercio, Ciencias Sociales, Educación, Humanidades, Salud y Tecnología, la Universidad Tecnológica de Chile, Inacap, es una de las instituciones de educación superior más grandes de nuestro país.

En 2018 ingresaron a la institución como alumnos de pregrado 10.802 jóvenes, teniendo un total de matriculados de 34.888. Sin embargo, a pesar de su magnitud, Inacap recibió hace un par de semanas la acreditación más baja que entrega la Comisión Nacional de Acreditación, dos años en promedio. En paralelo a la publicación del resultado de la acreditación, el rector de la institución, Gonzalo Vargas, renunció tras 12 años en su cargo.

Según se informó, la decisión de otorgar por segunda vez consecutiva la acreditación de dos años responde, entre otras cosas, a que Inacap cuenta con una baja cantidad de profesores exclusivos en comparación a la cantidad de alumnos, ya que los docentes se distribuyen también en clases realizadas en otras instituciones vinculadas a la universidad, que son un instituto profesional y centro de formación técnica.

En paralelo a este proceso interno que causó decepción dentro de la casa de estudios, académicos de Inacap conversaron con Radio Universidad de Chile e indicaron que se encuentran en proceso de negociación con el plantel de educación superior, pues existen varias prácticas que vulneran la estabilidad laboral de los profesores y profesoras.

Uno de los temas que más preocupa a los trabajadores en la Circular N°8 de Inacap, que establece  la programación y determinación de la carga académica semestral de los docentes contratados de forma indefinida, y si bien se busca ordenar dicho proceso, ha significado un problema en el desarrollo personal y profesional de los trabajadores.

Sergio Abazola, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de Inacap, que agrupa a nueve sindicatos a nivel nacional, indicó que la circular fue instaurada sin diálogo con los trabajadores, que ésta permite rebajar la carga académica semestre a semestre en un 30 por ciento, y que “al ser variable, Inacap se aprovecha y puede rebajar la carga, por lo tanto, un docente puede estar fuera de la institución en tres semestres consecutivos”.

El docente del área de negocios de Inacap La Serena explicó que la rebaja varía según la cantidad de horas que se realizan, quienes hacen más de 600 horas de clases pueden tener una rebaja de un 30 por ciento, mientras que los profesores que hacen menos de 600 pueden tener una disminución de hasta 50 por ciento.

“Imagínense el impacto que tiene en un docente que le bajen en un 30 por ciento sus horas, el impacto en sus remuneraciones. Todos los semestres vivimos con la incertidumbre de que va pasar”, comentó.

inacap 2

Inacap tiene más de 34 mil estudiantes

Además, Sergio Abazola dijo que cuando comenzó su rol de dirigente laboral en La Serena, el año 2016, coincidentemente se vio afectado con sus horas, pues al semestre siguiente las autoridades disminuyeron sus  clases y, por lo tanto, bajaron su sueldo: “Automáticamente me bajaron la remuneración porque eso hace Inacap con los colectivos, al que mucho reclama sus derechos automáticamente, vía circular 8, le rebajan las horas académicas”.

Frente a situaciones de este tipo, el presidente de la Federación explicó que existe un desafío, pues motivar a los docentes a participar de las movilizaciones y de los sindicatos es más difícil, ya que “con el castigo de la circular 8 hay mucho temor” a hacerse parte de la exigencia de nuevos reglamentos.

“La circular es lo más canalla que tenemos, somos trabajadores en siglo XXI que somos explotados, tenemos que estar todo el día acá, lo citan a cualquier actividad fuera de aula y no la pagan. Estamos generando consciencia de que hay que cambiar esto porque todo el trabajo fuera de aula es gratis”, aseveró.

Claudio González, secretario del Sindicato Interempresa de Trabajadores Universidad Tecnológica de Chile Inacap, SINUTECH, coincidió en que la circular número 8 ha perjudicado a los trabajadores y dijo que garantizar el sueldo a los profesores en función de la rentabilidad de la universidad los vulnera, pues “el riesgo del negocio está depositado sobre el trabajador, cosa que no pasa en ningún trabajo, o sea si la institución tiene más o menos alumnos el profesor gana más o menos plata. Ellos le llaman carga académica, pero en lo que se traduce es que el profesor gana más o menos plata”.

El profesor señaló que los docentes suelen estar en la incertidumbre de no saber cómo serán sus semestres siguientes, y que debido a la rebaja de horas muchos deben buscar otros trabajos para poder reemplazar esa diferencia de remuneraciones.

“Yo no conozco a ningún trabajador indefinido al que se le baje el sueldo, nosotros somos trabajadores indefinidos a los que se les baja el sueldo, mediante estos anexos y la circular 8 como ellos llaman, pero el Código del Trabajo es claro, o sea finalmente aquí lo que hay es una trampa bien elaborada para vulnerar los derechos laborales, eso es lo que es”, aseguró.

Además, al igual que Sergio Abazola, González dijo que se ha sentido presionado desde que está sindicalizado, pues luego de eso también ha podido ver disminuidas sus horas, es constantemente citado a reuniones y evalúan sus clases.

“Cuando hay una rotación de profesores inevitablemente hay un impacto en la calidad, entiendo que siempre van a llegar profesores nuevos, pero no que sea un mecanismo de bajarles las horas o no darle más horas a los que están sindicalizados, entonces nosotros negociamos mejorar para nuestros socios, pero si después se niegan a darles más horas quedamos estancados, o sea lo que negociamos después se traduce en menos horas”.

sinutech

Sinutech – Créditos: Facebook Sinutech

Otra situación que los mantiene preocupados es la jerarquización, un índice de evaluación para distribuir a los docentes en diversas categorías, entregando mayor valor a las horas de los mejor evaluados. Sin embargo, el 50 por ciento de dicha evaluación está en manos de los alumnos, por lo que queda a criterio de ellos si los profesores pueden o no aumentar su sueldo.

“La evaluación es un 50 por ciento evaluación del alumno. Yo entiendo que es como un negocio del retail, en el retail, en el baño siempre hay una carita feliz para ver si a la persona queda feliz o no, pero acá para ser evaluados tenemos que ser evaluados por docentes, no puede ser que el 50 por ciento sea de los alumnos solo porque los aprobamos o no los aprobamos, va contra la calidad de la educación”.

La jerarquización busca crear bandas salariales, es decir, existe una remuneración extra por hora para quienes estén mejor evaluados, pero en su primer resultado que se dio este año, solo un docente fue evaluado en la máxima categoría de titular, para la que no se requiere solo tener un doctorado, sino que una de las exigencias es tener “más de diez años de experiencia profesional, y demostrar evidencias respecto de reconocimiento nacional como profesional destacado en su área, o haber ocupado cargos directivos de gobierno nacionales, o haber ocupado cargos de alta dirección académica”, exigencia que también se pide para la segunda categoría de profesor asociados pero con cinco años.

“A través de la jerarquización se ha buscado eliminar brechas, pero nos encontramos con que profesores con altos grados académicos son calificados en grados bajos (…) Hay profesores de 20 años de trayectoria en la que no se les reconocen los años de servicio y quedan en categoría de instructor”, señaló González frente a esta evaluación.

Por su parte, Sergio Abazola dijo que en este proceso los profesores debían entregar sus antecedentes académicos a traves de un portal web, pero nunca se les explicó como funcionó la aplicación de mejoras salariales: “Nunca hasta la fecha de hoy hemos conocido las bandas salariales, son una caja de pandora las bandas salariales, nadie las conoce, yo creo que es una manera antojadiza de manejar los sueldos en Inacap, Inacap ha crecido tanto que yo creo que se han hecho las cosas mal, por eso yo creo que se tiene el resultado de la acreditación de dos años”.

Radio Universidad de Chile intentó contactarse con René Jeria, Director de Relaciones Laborales de Inacap, para consultar la versión de la universidad, pero hasta el cierre de esta nota no existió respuesta.

 

Crédito Imagen Referencial: Web Inacap

 

 

 

Síguenos en