Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Francisco Vidal por gastos de la FACh: Reducir sueldos del Presidente y ministros, eso sí es señal de austeridad

El ex titular de Defensa abordó las críticas a propósito de la ceremonia de cambio de mando en la Fuerza Aérea, cuyo gasto superó los 400 millones de pesos. A su juicio, desde el Ejecutivo se ha dado una falsa señal de austeridad, mientras que, por ejemplo, los sueldos de los altos cargos, se mantienen intactos.

Montserrat Rollano

  Domingo 9 de diciembre 2018 9:25 hrs. 
3g

La semana pasada se dio a conocer el monto total de la ceremonia de cambio de mando de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), ocasión en la que asumió como comandante en jefe de la institución, el general Arturo Merino.

A través de un comunicado, la entidad informó que “En relación al empleo de medios aéreos, se consideraron un total de 72 aviones, lo que tuvo un costo en combustible y lubricantes de US$ 554.422, equivalente en moneda nacional a $ 382.833.839”.

Además, se incluyen 55 millones de la ceremonia utilizados en el cóctel, viático para las tripulaciones aéreas y arriendo de carpas, entre otros gastos.

Una cifra que es altamente superior, por ejemplo, a la parada militar y al cambio de mando presidencial. Por esta razón, las críticas al abultado costo de dicha ceremonia no se tardaron en llegar. Y fue el propio Presidente de la República quien expresó en una entrevista radial que se trataba de “un cambio que a mí me molesta y que no se va a volver a repetir”.

En conversación con Radio Universidad de Chile, el ex ministro de Defensa, Francisco Vidal, indicó que hay una inexactitud en la crítica del Mandatario y recalcó que los recursos destinados al acto de la Fuerza Aérea están en el Presupuesto de la Nación, por tanto, era un gasto que debía hacerse de todas formas.

“Las criticas son completamente desproporcionadas por parte del Presidente Piñera y revelan una falta de información porque él dijo que había costado más que el cambio de mando presidencial. El cambio de mando en el Presupuesto costó 720 millones y el de la FACh no llegó a los 500. Y lo más importante es la desinformación porque las normas de los pilotos de la Fuerza Aérea establecen un número de vuelos al año, entonces el piloto tiene dos alternativas: O volar sobre el Presidente Piñera en el cambio de mando, o volar sobre las rocas del desierto”.

En relación la política de austeridad fiscal que ha intentado instaurar el Ejecutivo, el ex secretario de Estado expresó que el foco debe ponerse en otros gastos excesivos, no en la reducción de recursos para este tipo de eventos: “En vez de bajar aviones del desfile, yo reduciría el sueldo del Presidente, los ministros, los intendentes, los parlamentarios y los gobernadores en un 25%, eso sí que es señal de austeridad”.

En ese mismo sentido, Vidal se manifestó contrario a la idea de reducir el gasto militar, asegurando que éste “no es excesivo si se compara con el resto de América Latina”.

“La inversión en Defensa permite lograr lo máximo de un país que es la paz. Las dos veces que Chile ha estado al borde de la guerra fue cuando teníamos una situación militar desventajosa con respecto a Perú, el 74 y Argentina el 78. Mientras tengamos la capacidad militar que tenemos hoy, nunca vamos a tener un peligro de guerra”.

En relación a las cifras, cabe precisar que si bien el presupuesto para el cambio de mando presidencial fue de aproximadamente $740 millones de pesos, según se informó desde Presidencia, el monto que se gastó en esa última instancia fue aproximadamente de $ 213 millones.

En tanto, en el oficialismo no hay una postura única. El diputado y presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, afirmó no compartir los dichos del Mandatario, ni tampoco que los hiciera públicos.

Mientras, el diputado de RN integrante de la comisión de Defensa de la Cámara, Leonidas Solis calificó como “preocupante” el gasto en esta ceremonia, y solicitó citar al comandante en jefe de la Fuerza Aérea para que explique y entregue detalles del cuestionado cambio de mando.