Diario y Radio U Chile

Escritorio

Theresa May viaja a Bruselas, fortalecida tras voto de confianza

La primera ministra británica, Theresa May, ganó el miércoles la moción de censura lanzada contra su liderazgo por diputados de su formación. Fortalecida, May viaja este jueves a Bruselas para salvar el acuerdo del Brexit.

RFI

  Jueves 13 de diciembre 2018 13:48 hrs. 
2018-12-12t215117z_437827529_rc1a06488900_rtrmadp_3_britain-eu

Este miércoles, la primera ministra británica Theresa May sobrevivió al voto de censura lanzado por diputados de su formación disconformes con el Brexit, al obtener 200 votos a favor, mientras que los otros 117 legisladores conservadores en la Cámara de los Comunes le retiraron su confianza.

May sigue así en el cargo, pero su principal problema sigue intacto: salvar su controvertido acuerdo ante la desconfianza de un tercio de su partido. “Un número significativo de colegas votaron en mi contra y he escuchado lo que han dicho”, aseguró la primera ministra en una breve comparecencia en la que afirmó querer “volver a unir al país”.

Para ganarse el apoyo de quienes no quieren sembrar el caos en el gobierno y en el país a tres meses del Brexit, pero se resisten a verla en las riendas del partido mucho tiempo más, May dio a entender que no se presentará en las próximas legislativas.

Tras ganar esta moción de censura, May está inmunizada durante un año contra otro reto interno a su liderazgo, pero esto no la ayuda a conseguir que la Cámara de los Comunes apoye un acuerdo de Brexit que desagrada tanto a euroescépticos como a proeuropeos.

 La primera ministra reiteró que está “decidida a terminar la tarea” de sacar a Reino Unido de la Unión Europea el próximo 29 de marzo gracias al acuerdo logrado, que no deja de defender como “el mejor acuerdo posible”.

Ante la evidencia de que este acuerdo se encaminaba a una derrota, May aplazó el lunes la votación del Parlamento que debía ratificar o rechazar el texto, y afirmó que volvería a discutir con los líderes de los otros 27 países europeos para obtener “garantías” de que el “backstop” (mecanismo para evitar la reinstauración de una frontera dura en la isla de Irlanda), si entra en vigor, no será permanente.

Así, la premier británica viaja este jueves a Bruselas para intentar salvar el acuerdo del Brexit. Sin embargo, los líderes europeos se mantienen firmes en que no se modificarán ni el acuerdo de divorcio ni la declaración política sobre la futura relación, negociados durante 17 meses.

La solución será discutida durante una cena de trabajo sin Theresa May, quien horas antes habrá expuesto a sus socios europeos la situación.