Diario y Radio U Chile

Escritorio

Grupo de Lima descarta el uso de la fuerza militar en Venezuela

Este lunes finalizó en Canadá la reunión de emergencia del Grupo de Lima, en donde los diversos representantes de los países descartaron el uso de la fuerza militar para forzar la salida de Nicolás Maduro del gobierno de Venezuela. La próxima reunión tendrá lugar en Colombia y contará con la presencia de Julio Borges, representante del autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó.

Diario Uchile

  Martes 5 de febrero 2019 9:07 hrs. 
Grupo de LIMA

Reiterando su apoyo a un proceso de transición pacífica, finalizó este lunes una nueva reunión del Grupo de Lima. Con tal propósito, en la ciudad de Ottawa, Canadá, la junta de emergencia se comprometió a usar solo medios políticos y diplomáticos, mas no la fuerza.

Los integrantes del grupo -incluido el canciller chileno Roberto Ampuero- manifestaron no considerar la opción militar para forzar la salida de Nicolás Maduro de la cabeza de Venezuela y, además, instaron a las fuerzas armas de dicho país a “demostrar su lealtad” con el autoproclamado presidente Juan Guaidó.

Sin embargo, mientras la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, reafirmaba su posición sobre el uso de las fuerzas militares, dos mujeres integrantes del grupo Mujeres para un Wallmapu Libre, desplegaron un cartel donde se leía: “Stop the plunder” (Paren el saqueo) y “Out of Venezuela” (Fuera de Venezuela).

Finalmente, en el punto de prensa, los representantes del grupo hicieron un llamado a nuevos países a aumentar la presión económica frente a la situación de Venezuela; lo cual contrastaría posteriormente con las declaraciones del nuevo representante venezolano en el grupo, Julio Borges, quién no mira con buenos ojos la conferencia convocada por México y Uruguay -el próximo 7 de febrero- por el mismo tema.

No obstante, la próxima reunión oficial del Grupo de Lima se llevará a cabo en Colombia y contará también con la presencia de Borges, recientemente designado por Juan Guaidó.