Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Marcial Sánchez y reunión por abusos: “Chile es el ejemplo de lo que no hay que hacer”

En conversación con Radio Universidad de Chile, el historiador y experto en Iglesia Católica abordó el encuentro sobre abuso sexual que se realiza en el Vaticano, y aseguró que la relevancia de la cita para el clero chileno dependerá de la actitud con que los obispos se tomen las reflexiones de la reunión. "Si la jerarquía continúa con la misma actitud no sirve de nada para Chile", afirmó.

Andrea Bustos C.

  Jueves 21 de febrero 2019 18:01 hrs. 





El encuentro La protección de los menores en la Iglesia comenzó este jueves en el Vaticano, y en su primer discurso ante los obispos, el Papa Francisco hizo un llamado a escuchar a los niños que piden justicia. Dijo que los fieles ya no solo quieren respuestas obvias, sino que esperan medidas concretas para detener y hacer justicia frente a los abusos contra menores que se cometen en la Iglesia Católica.

Respecto de esta actividad que realizan los líderes del clero, Radio Universidad de Chile conversó con el historiador Marcial Sánchez. El experto en Iglesia Católica indicó que la profunda crisis de la institución ya no es solo de carácter estructural, sino que es de carácter sistémico, que el Papa Francisco se ha dado cuenta de la magnitud del problema que enfrentan y que el encuentro es una respuesta para poder discutir a fondo las soluciones.

“El Papa hoy en la mañana fue bastante enfático en decir que se piden medidas concretas y efectivas, que no se queden solamente en un saludo a la bandera. Estoy de acuerdo en eso, pero yo no sé cuántas medidas efectivas o concretas se podrán tomar en tres días. A lo menos, lo que está haciendo el Vaticano con esta reunión es colocar el tema de los abusos sexuales en el tapete de la discusión a nivel mundial en la iglesia, porque todavía hay obispos, arzobispos, Conferencias Episcopales que creen que esto es una ficción, que esto es casi un invento, pero ya sabemos que no es así”, comentó.

Además, Marcial Sánchez dijo que en este encuentro no es necesario discutir la elaboración de un protocolo, pues el Vaticano, tal como tiene para muchas situaciones, cuenta con uno para seguir en caso de abusos contra menores. Sin embargo, el problema es que estos no se han aplicado de la forma correcta.

“Monseñor Scicluna hace mención también del Código de Derecho Canónico, que es el deber ser de cualquier sacerdote en la Iglesia Católica. El tema es que el Derecho Canónico, muchos obispos y también arzobispos y cardenales no lo estaban tomando en cuenta, es decir, existen ciertas herramientas que están generadas hace mucho tiempo de cómo deben comportarse. Lo importante acá es que han salido voces como la de Monseñor Scicluna ya hace un tiempo atrás, y que hoy día tienen cierto poder dentro del Vaticano para decir un nunca más”, explicó.

obispos

El también académico señaló que aunque no se puedan generar soluciones concretas en una reunión tan acotada, sí es importante que se deje constancia de ciertas cosas de forma pública y ante todas las Conferencias Episcopales. En esa línea, destacó la intervención del Arzobispo de Malta, quien dejó en claro que existen formas de actuar y que se debe denunciar de inmediato una conducta sexual incorrecta, no solo a las autoridades del clero, sino también a la justicia ordinaria para que investigue la situación.

“Eso es importante a la luz de lo que ha sucedido en Chile, por ejemplo. Durante mucho tiempo en nuestro país muchas de las denuncias no eran tomadas en cuenta y teníamos víctimas que golpeaban y golpeaban puertas y no eran escuchadas”.

Respecto de cómo este encuentro podrá influir en las acciones que tome la Iglesia Católica Chilena, Marcial Sánchez dijo que este encuentro va a dejar en claro que Chile es el ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas cuando se denuncian los abusos. “Lo que se ha hecho en Chile es lo que no se tenía que hacer, Chile es un ejemplo de lo que no hay que hacer”, afirmó.

Según explicó el historiador, la actitud de los obispos de hacer como que nada pasaba y vivir en un imaginario, sumado a ignorar a las víctimas y no ponerse en su lugar son acciones que se hicieron en nuestro país y que, precisamente, la Iglesia Católica quiere erradicar posterior a esta reunión.

Además, dijo que la crisis en Chile sigue siendo tan profunda que es difícil avanzar y rectificar los errores, sobre todo si se sigue con los mismos obispos que han sido cuestionados.

“De esta crisis en menos de 15 años tú no puedes salir, porque hoy día las personas que están dirigiendo la Conferencia Episcopal, varios de ellos están siendo investigados, es muy difícil ser juez y parte (…). Es muy difícil avanzar con esta curia, pero es la curia que hay y tiene que ir cambiando. Cuánto se va demorar el Vaticano en cambiarla, no lo sé”, indicó.

Por otra parte, señaló que para que realmente las reflexiones y conclusiones del encuentro den frutos en el clero chileno, es necesario que el mensaje sea traído hasta los sacerdotes y, que una vez entregado, se le de la relevancia necesaria.

“Espero sinceramente que Fernando Ramos entienda allá la importancia y que cuando vuelva, él explique a la Conferencia Episcopal y dentro de la Conferencia se lo tomen en serio, porque ya sabemos que la Conferencia está bastante quebrada, hay algunos que quieren llevarlo adelante y otras que parece que están preocupados de cómo van a pasar a la historia”, comentó.

“¿Este tipo de encuentros pueden ayudar a Chile? Si es que efectivamente entienden lo que sucede, puede que si, pero si la jerarquía continua con la misma actitud, no sirve de nada para Chile”, sentenció.