Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Papa Francisco: “El pueblo de Dios no solo espera obvias condenas, sino medidas concretas”

En el primer día del encuentro sobre abuso infantil que se realiza en el Vaticano, el Pontífice pidió que se tomen medidas frente a estos delitos dentro de la Iglesia Católica. Mientras, los laicos de Osorno se mostraron escépticos y dijeron que las políticas de la Santa Sede "corren en un carril diferente en Chile".

Andrea Bustos C.

  Jueves 21 de febrero 2019 14:13 hrs. 





Este jueves comenzó el encuentro “La protección de los menores en la Iglesia”, reunión que se realizará hasta el próximo domingo 24 de febrero. En la cita se encuentran 180 líderes religiosos de todo el mundo y tiene como objetivo abordar los abusos de los sacerdotes contra los menores de edad y cómo estos deben ser tratados en el interior del clero.

En el inicio de la reunión, el Papa Francisco subrayó la necesidad de cambios al interior de la Iglesia Católica y calificó la situación que se vive como una herida abierta que sangra. Además, el Pontífice hizo un llamado a escuchar “el grito de los pequeños que piden justicia”.

“Yace sobre nuestro corazón el peso de la responsabilidad pastoral y eclesial que nos obliga a discutir juntos, de manera sinodal, sincera y profunda, cómo afrontar este mal que aflige a la Iglesia y a la humanidad. El santo pueblo de Dios nos mira y no solo espera de nosotros simples y obvias condenas, sino todas las medidas concretas y eficaces que poner en marcha”, dijo el líder de la Iglesia Católica.

Uno de los primeros en intervenir en este primer día del encuentro fue el secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Monseñor Charles Scicluna, quien vino a Chile en 2018 a recoger testimonios sobre lo que ha ocurrido en nuestro país.

En su intervención, el arzobispo de Malta instó al clero a que se respeten los protocolos cuando se sabe de abusos sexuales, y recordó la existencia del Derecho Canónico para regular el actuar del clero. “Se nos ha confiado el cuidado de nuestro pueblo. Es nuestro deber sagrado, por lo tanto, proteger a nuestro pueblo y garantizar la justicia cuando se ha abusado de ella”, dijo.

Además, el arzobispo Charles Scicluna hizo un llamado al clero a escuchar a las víctimas, a informar a la Congregación para la Doctrina de la Fe y atender las heridas de quienes han sido abusados: “El resultado de la investigación de la mala conducta sexual del clero a menores de 18 años debe ser remitido a la Congregación para la Doctrina de la Fe y, en este caso, el ordinario del lugar está autorizado para aplicar medidas cautelares que limitan o prohíben el ejercicio del ministerio”

A esto agregó también que es de suma importancia no solo tomar medidas internas, sino que también externas que permitan reparar las situaciones, y destacó que las decisiones deben ser tomadas de forma colegial y que se debe tomar la asesoría de expertos. 

vaticano

 

En conversación con Radio Universidad de Chile, Mario Vargas, vocero de los laicos de Osorno, comentó que se sienten conformes con las políticas que está implementando el Vaticano, pues buscan esclarecer y transparentar los hechos para encontrar justicia y reparación.

Sin embargo, se manifestaron desconfiados en cómo este camino se pueda seguir en nuestro país: “Tiene que ser un camino en el cual se conduzca a través de la transparencia a la reparación y la justicia. Creo que son conceptos que se deben trabajar. Lamentablemente, en Chile nosotros no hemos tenido esa situación resuelta a través de las distintas autoridades que tenemos. Nosotros creemos que los obispos que están no merecen la confianza suficiente para conducir la Iglesia chilena”.

Mario Vargas agregó que la situación de nuestro país sigue siendo compleja, pues el cuestionamiento que hay sobre los obispos dificulta que se pueda avanzar realmente en el fin de los abusos y el encubrimiento: “Las políticas del Vaticano corren en un carril diferente en Chile, porque las personas encargadas de aplicarlas en Chile no están preparadas o están metidas derechamente en encubrimiento, como el caso de muchos obispos que hoy juegan un doble estándar en sus vidas, hablando en el púlpito sobre justicia, sobre situaciones de abuso, mientras en la vida privada hacen otras cosas”.

Finalmente, el vocero de los laicos de Osorno comentó que si bien son conscientes de que en tan pocos días no se podrá terminar con los abusos, confían en que sí se pueden trazar los lineamientos de “cómo debe ser el comportamiento y la forma en que tiene que llevar la Conferencia Episcopal de Chile los protocolos y la información sobre lo que se vive en Chile”.

Créditos fotografías: Vaticano